SUPERVIVENCIAS // proyecto de centro 2018 // IES Marismas

Hola:

Y antes de nada, disculpa la intromisión en tu correo. Somos Ana Rojas de la Escalera y Pablo Escribano, profesores de Lengua y Literatura en el IES Marismas de Santoña. Te escribimos porque durante los meses de abril y mayo de este año los profesores del IES Marismas desarrollaremos el proyecto SUPER-VIVENCIAS, una propuesta pedagógica, cultural y creativa que pretende acercar al Instituto experiencias vitales que hayan superado alguna adversidad, jugando con el concepto de Resiliencia. Así pues, estamos intentando contactar con las personas que quieran y puedan venir a nuestro Centro a contarnos su experiencia.

El objetivo de nuestro proyecto es mostrar  y poner en valor las pequeñas heroicidades que la gente anónima lleva a cabo en su vida, simplemente para poder seguir viviendo.

Así pues, después de pedir ayuda a los escritores hace tres años, a la gente del cine hace dos, y a los viajeros el año pasado, este curso necesitamos supervivientes, es decir, gente normal que tenga una experiencia de superación que contar: nos interesa la vivencia personal de esa experiencia, y lo importante para nosotros es contarlo, mostrarlo, enseñarlo, meter el mundo en el aula, abrir el aula al mundo.

¿Qué vamos a hacer? 

Vamos a ofrecer un ciclo de charlas o conferencias, un ciclo de cine sobre el tema, y una exposición colectiva, en la que participará todo el centro.

¿Qué perfiles necesitamos?
Personas con una historia / Familiares de alumnos / Exalumnos…

¿Cuál es el objetivo? 

Trabajar en torno al concepto de Resiliencia.

Acercar a las familias al centro.

Acercar a los exalumnos al centro.

En el fondo del proyecto, evidentemente, descansan valores como tolerancia, empatía, respeto, libertad, igualdad de derechos, justicia social…

Esperamos, con vuestra ayuda, poder llegar ahí.

¿Una última cosa?
Es importante resaltar que nuestro proyecto y nuestro programa están abiertos, porque dependen de la ayuda desinteresada de gente que aún no conocemos. ¿No es, solamente eso, ya maravilloso?

Así pues, cualquier persona que tenga un viaje personal que contar es bienvenida. Nosotros, nuestros alumnos y nuestro Centro necesitamos que el mundo, con toda su maravillosa variedad y su terrible crudeza, entre en nuestras clases a través de las vivencias y de las palabras. Para aprehenderlo bien.

Dadnos, por favor, vuestra palabra.

La necesitamos.

 

** Si después de leer este mensaje, crees que puedes colaborar con nosotros de cualquier forma, puedes enviar tus propuestas o ideas a:

proyectosdelmarismas@gmail.com

 

Estos son nuestros datos de contacto para cualquier duda:

IES Marismas — Departamento de Lengua y Literatura
C/Sor María del Carmen 5, Santoña, Cantabria.
Teléfono: 942 66 24 04

Por favor, reenvía este mensaje a todas las personas que conozcas que puedan tener interés en el proyecto.

Un saludo y muchas gracias.

Ana Rojas de la Escalera.
Pablo Escribano Ibáñez.

 

Anuncios

Muerte trágica

Francisca vive su vida, que aunque no ha sido fácil para nada, en este momento encontró la felicidad gracias al nacimiento de su único hijo. Un día el hijo jugando cerca de la escalera se resbaló y cayó por las mismas.

–  ¡Nooooooo! ¡Cómo osas Claudia!, no te lo permito, ¡te odio!

–  Aquí la escritora soy yo, que para algo me pagan, lo siento, Francisca.

– Que yo sepa, yo soy la que te hace obtener ese beneficios, que sin mí no serías nada, me debes tu fama.

– Bueno, lo siento, es lo que hay, para dar intriga tienes que perder a tu querido hijo.

– ¡No! No es justo, no puedo perder a mi hijo, por favor.

– De verdad que lo siento pero aquí la experta soy yo y la gente no me leerá si no les doy cosas nuevas, tiene que morir.

-Invéntate lo que quieras, un hijo perdido o lo que sea.

-Está decidido no hay vuelta otra, lo siento, Francisca.

-Si tú matas a mi hijo, yo me vengaré de la manera más cruel posible.

-Tú, permíteme que me ría. Eres mi invención, no puedes hacer nada contra mi persona.

-En tu conciencia quedará la muerte de mi hijo, y me niego a seguir siendo tu personaje, sin mí no tendrás ventas.

-Aaaaah, me aburro, adiós.

 

 

 

Suerte Nula

Un muchacho de pueblo, sin mucha suerte la verdad, andaba con sus vacas después de cenar. Durante esa noche, el muchacho, de nombre Clemente, soñó que le tocaba la lotería pero una desgracia le iba a ocurrir. Cuando fue a comprobar si le había tocado, una alegría se llevó al ver que le había tocado el primer premio del Euromillón. Al recoger el dinero, unos ladrones le atracaron y le robaron todo su dinero. Aquella impertenencia le indignó, por ello se fue a quejar al autor y una discusión conllevó:

-¿Cómo osas hacer que entren unos ladrones y me roben todo? Yo, un hombre desgraciado, sin suerte alguna, haz de nuevo que me toque la lotería señor escritor.

-Lo siento mucho, pero con mi debido respeto, la historia ya ha sido escrita y no puedo volver atrás. Váyase usted a pastar, que todavía tengo trabajo por hacer.

-¡Señor, señor! Tenga algo de piedad sobre mi ser, ¿no le doy pena alguna?

-La verdad que no, señor pastor, por favor salga de aquí

El muchacho, apenado, con un gran descontento, salió ya que la acción ya estaba tomada y no pudo hacer nada. El pobre muchacho siguió trabajando en la ganadería hasta ya temprana edad, hasta que su pobre corazón aguantó y así en paz pudo terminar.

Poema futurista a la lavadora

Máquina que centrifuga y lava a la vez

como puedes ser tan blanca a la vez.

Bonita eres, bonita serás,

cosa que el destino nunca nos separará.

Pequeña, tantos usos a tu lado

miedo me da perderte,

en este mundo tan asolado.

Si el destino siempre está contigo,

no quiero cambiarte por nada,

en este mundo finito.

 

 

Un dolor

Dentro de mí, hay dolor muy espantoso,

cuyo interior es rojo y peligroso,

miedo me da pensar que será,

cuando todo cambiará.

Una España sin corruptos ni  malhechores,

cuyo único viaje serán los tribunales,

por tanto dinero robado

al pueblo español.

De izquierdas o derechas,

ciudadanos o independistas,

solo juntos ganaremos,

esperando al gol de Iniesta.

ESPAÑA Y EL ACOSO SEXUAL

Hoy os hablaré de España

un país que fue grandioso,

pero ahora ha decaído.

Hoy en día,

tenemos problemas,

a causa de los ciudadanos,

ya que hay acoso.

En esta sociedad

se sufre acoso sexual,

este problema social,

es muy común

aunque no debería serlo.

Esto debería parar,

ya que no evolucionaremos

y así no mejoraremos.

 

EL POBRE JOSÉ

Hace tiempo vivía una señor llamado José, al que le había ido regular en la vida. Un día se quedó dormido en mitad de una reunión muy importante ya que no había podido dormir por el estrés del trabajo, por culpa de esto fue despedido. Después de esto, la vida no le fue muy bien y le embargaron la casa, hoy en día vive en la calle y…

-Oiga, perdone.

-¿Es a mí?

-Si, ¿Es usted Desirèe Cano, mi creadora?

-SÍ soy yo ¿Tenes algún problema José?

-SÍ, verás, es que por tu culpa estoy mendigando en la calle.

-Bueno, puede que tu vida no sea muy buena pero me apetecía escribir una tragedia.

-¿Y por qué me ha tocado a mí? Si yo no he hecho nada, he sido un buen hombre.

-Bueno, a mí también me da pena esta historia la verdad.

-Una cosa  ¿Podrías hacer que mi vida volviera a la normalidad?

-Ya miraré a ver lo que puedo hacer pero no esperes un milagro.

-Gracias. Eres la mejor.

-No te emociones demasiado.

-Tranquila, yo me apaño.

-Bueno, pues que tengas suerte con tu nueva vida.

-Muchas gracias.

-De nada.

ODA A LA LAVADORA

Oh mi querida lavadora,

gracias a ti puedo lavar mi ropa.

Contigo lavo un montón,

cuando te pongo el jabón.

Eres tan bonita y giras tanto,

que jamás mi ropa saldrá hecha un espanto.

Haces que tu ruido sea música para mis oídos.

Aunque la ropa sea sucia o pegajosa,

si la meto en tus adentros saldrá oliendo a rosas.

Vídeo-Reseña de “Salvar al soldado Ryan”

Pobreza injusta

Se encontraba un hombre caminando solo por la calle balbuceando. Llevaba un abrigo viejo y con agujeros, unos zapatos rotos, un gorro sucio y una botella de alcohol en la mano. Se podría decir que no era un  afortunado, ya que era un sin techo.

Gira una esquina y se aproxima a la autora de este relato.

-Ey, tú, si tú, ¿te parece bien esto qué estás haciendo?

– Perdone pero no sé a qué se está refiriendo.

– ¿Cómo que no lo sabe? Por Dios no se haga usted la tonta.

– De verdad, señor, déjeme en paz.

-No, déjame en paz tú. Me has arruinado la vida y ahora actúas como si nada. Sabes que yo era un gran empresario que tenía todas las de triunfar en esta vida, hasta que llegaste tú y decidiste escribir esta estupidez de nivola.

-Yo únicamente me ciño a mi trabajo, que es escribir.

-Pues podría haber escrito sobre otra persona o algo positivo. Pero no, usted prefiere dejar a un joven sin techo, sin dinero, sin comida, sin su familia y por si le parece poco le vuelve alcohólico. ¡Me has arruinado la vida!

– Yo no lo veo de esa manera, nunca sabrás como puede terminar la historia, y yo que tú tendría cuidado con lo que me dices por no sé si te has dado cuenta pero tu futuro está en mis manos.

-¡Y encima me amenaza!-dice muy enfurecido-. ¿Sabes qué?

-Dígame.

– No me preocupa lo que me puedas hacer, total, peor no puedo acabar pero tú sí.

-¿Está usted seguro?-dice completamente segura de sí misma.

El hombre tras un arrebato de rabia se lanza sobre la mujer, y de un botellazo le produce la muerte.

A %d blogueros les gusta esto: