Un día en el centro comercial

Hace seis años, en vacaciones de navidad, yo me encontraba en el coche con mi madre, yendo a Santander, yo era una niña muy traviesa y siempre las armaba muy gordas pero ese día pensé en no armarla muy gorda porque me jugaba los regalos de los Reyes Magos. Al llegar al HIPERCOR mi madre y yo nos dirigimos a la tienda a comprar un jamón de Navidul para navidad,y de camino a la charcutería yo decidí soltarme de la mano de mi madre e irme, entonces me perdí y fui a atención al cliente y una vez allí dije que mi madre no me quería porque yo pensé que nadie se lo creería pero se lo creyeron .

Mi madre me empezó a buscar por todo el centro comercial y se empezó a poner nerviosa porque no me encontraba  hasta que la llamaron por megafonía. Vino a buscarme corriendo. Las chicas de atención al cliente la explicaron lo ocurrido y me echó una bronca bastante gorda. También, al llegar a casa, me dijo que me iba a pasar todas las navidades castigada y que los Reyes Magos no iban a pasar por mi casa. Por eso ahora me porto siempre bien y soy un angelito.

Publicado el enero 5, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: