PARA NO CREERLO

Érase una vez un ñiño que se llamaba Iván y se perdió en una isla desierta ya que el estuvo en el Titanic y fue de los pocos supervivientes. Iván estuvo en esa isla muchísimo tiempo  y por cierto él no sabía si los padres estaban muertos o no ya que iban con él en el barco y como no sabe que años tiene por eso va en busca de los padres.
Creó una balsa con la que surcaría los mares hasta llegar a España, a Cantabria, y allí preguntaría por sus padres ya que no se acordaba de sus apellidos, solo de su nombre. Llegó a un museo donde estaba todo, la lista de invitados y personas que estuvieran en la lista del Titanic y al final descubrió que sus padres estaban vivos.
Fue en busca de ellos pero vivían en Argentina y se puso en camino para ir a Argentina. Por fin se encontró con los padres y vivieron felices.

Publicado el abril 11, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: