Aventuranzas.

En un viaje a Atenas, llegamos sobre las 2:00 de la mañana. Ese día ya estábamos muy cansados, así que nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente, nos vestimos y nos fuimos a conocer Atenas. Serían las 3:30  y pasamos a ver un templo que había, cuando vi algo que no era normal, era algo brillante. Me acerqué y vi que era….¡el Escarabajo de Horus!, lo cogí y lo guardé en el bolsillo. Nada más llegar al hotel, los policías estaban allí, nos chequearon y descubrieron lo que buscaban, el escarabajo. No les gustó mucho que lo tuviéramos nosotros. Nos apresaron pero conseguimos escapar. Estuvimos escondiéndonos hasta las fronteras de Roma. Allí cogimos un barco a Santoña. Menos mal que la policía española no lo sabe. Os aseguro que no volveremos a Grecia.

Publicado el abril 17, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: