NOTICUENTO: el problema divino

EL PROBLEMA DIVINO

Hace mucho tiempo,  en unas grandes tierras ricas en nutrientes y perfectas para una construcción de la familia Pombo Santiuste, el alcalde, Juan José Barruetabeña, un hombre alto y deportivo, que siempre pensaba en el beneficio del pueblo que tenía entre manos,  consiguió que en esas tierras se construyeran 40 VPO (viviendas de protección oficial).

Pero cuando fueron a poner los ladrillos la tierra tembló y los ladrillos se cayeron, y así durante años, hasta que se dieron cuenta que el que hacía los terremotos era ¡ TERRA!, el dios de la tierra, un gigante de roca con inmensos poderes, al que le encantaba dormir en tierras buenas y grandes y que si era molestado durmiendo se enfadaba muchísimo. Le pidieron que dejara de hacer terremotos pero él se negó porque hacían mucho ruido y no podía dormir. El alcalde pensó y pensó hasta que se le ocurrió una idea: que utilizara tapones.

Llamó a la compañía “Fundición del metal” un grupo de chicos y chicas que pueden manejar cualquier metal y siempre son confiados y leales, ellos construyeron dos tapones gigantes de metal, se los dieron a TERRA  quien se los puso, se durmió y nunca más se volvió a despertar por algún ruido molesto y el alcalde pudo terminar las 40 VOP.

Publicado el mayo 29, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: