La constelación de Diamante

Jade era una diosa, y Zafiro, un mortal, ellos estaban enamorados, pero Jade estaba prometida con Ópalo (un dios) en contra de su voluntad, ella no quería casarse, pero sus padres la obligaban. Jade, se casó con Ópalo, pero nueve meses después, nació Diamante, una hermosa niña de cabellos rubios, y ojos azul cielo. Ópalo pensó que era su hija, pero al ver que era mitad mortal, se dio cuenta del engaño de Jade.

Ópalo, hecho una furia, le quitó a Jade su hija, también hija de Zafiro. Ópalo abandonó a Diamante en un bosque oscuro y tenebroso de la Tierra, y condenó a Jade a la soledad eterna, pero antes de ser condenada, avisó a Zafiro de lo ocurrido. Zafiro buscó a su hija sin descanso, pero cuando llegó al lugar donde Ópalo abandonó a Diamante, solo encontró un collar del que colgaba un diamante, ese collar era el collar que Jade le puso a su hija al nacer.

Zeus, que se compadeció de Jade, decidió poner a Diamante en el cielo, en una constelación, para que la niña no quedase abandonada. La misma noche que Zafiro encontró el collar de su hija, miró al cielo, y vio una constelación en forma de Diamante, fue entonces cuando se dio cuenta de lo que hizo Zeus, y se lo agradeció eternamente, y todas las noches, Jade y Zafiro, pudieron ver a su hija en el cielo.

Publicado el junio 16, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: