La rata gorda

Érase  una vez una rata gorda, que tenía que vivir en una mansión porque era una santa gorda pesaba como 517 kilos porque comía mucho queso roquefort.

Y un día, como la gorda de ella tenía una mansión, pasa un Roca Tauro y la dice “Hola, gorda ¿quieres casarte conmigo?” Y la rata le dice “¿qué haces por la noche?” Y le dice el Roca tauro ” Pues romper rocas” y dice ella pues entonces “no además no entras en mi cama de “látex”. Al otro día pasa un gusano borracho y la dice “hola delgada ¿quieres casarte conmigo?” Y dice la rata ” Oh zalamero, truhán, ¿qué haces por las noches?” Y dice el gusano borracho “beber y dormir”. Y dice la rata “entonces, sí quiero”. Y el gusano entra y la rata gorda le lleva a la cama y los dos entraban a medida.

Pero al otro día la rata gorda se encuentra que el gusano está aplastado y aturdido por una flatulencia que se había tirado la rata gorda. Y el gusano borracho muere y la gorda se queda otra vez marginada.

 

Publicado el junio 21, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: