Tratado de Lázaro

Un día me escapé de casa de mi dueño para no volver nunca. Tenía oído que los rubios trataban muy bien a sus criados y hasta el momento, todos mis dueños fueron morenos y pelirrojos. Llegué al centro del pueblo y me fue muy fácil encontrar a mi nuevo dueño.

Se llamaba Edgar, pues tenía fama de buena persona y de rico.  Al entrar en su casa me quedé boquiabierto, pues tenía todo muy bien ordenado, limpísimo y una casa enorme. Pero pasaba una cosa… Edgar no me quería para cuidar la casa entera, tenía a dos sirvientas más que hacían ese trabajo. A mí me quería para servirle, llevarle el café, el periódico, ir a comprar el pan… En fin, me estaba gustando, porque nunca me ha gustado limpiar baños.

El primer día ya empecé duro. Edgar me solicitaba para muchas cosas, pero no ponía mala cara porque me trataba con respeto y me daba de comer.

Un día, una de las sirvientas, Mariola, la noté un poco torpe. Se la notaba muy cansada, con la cara pálida y con resfriado. Edgar no la creía porque coger un resfriado no era muy normal en pleno mes de Agosto. Mariola, queriendo estar en buenas condiciones, no fue fuerte y permaneció unos días en la cama. Sin conseguir mejores, Edgar decidió echarla.

A mí, no solo me daba pena porque se iba, también porque se fue en muy malas condiciones.

Ahí conocí un aspecto nuevo de Edgar, que desde lo ocurrido nunca más fue así de amable… Consideré buena idea el irme de esa casa antes de que Edgar, con su nuevo carácter, me hiciese algo que yo no quisiese…

Publicado el julio 10, 2014 en Hemeroteca 13-14. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: