Crucero aterrador

Yo era un niño de 12  años que iba  con mis compañero de clase en un crucero que iba por Londres (Reino Unido), cuando de repente un helicóptero aterrizó en el barco y de él bajaron 20 hombres encapuchados, con pistolas para aterrorizar a la gente.

Yo estaba durmiendo en ese momento, pero había un jaleo tan grande que me desperté

Salí a ver lo que estaba pasando, pero cuando vi a tres compañeros míos en el suelo desangrados salí corriendo y un encapuchado vino a por mí, pero yo eché un spring que ni Usaint Bolt habría pegado en sus mejores sueños. Me escondí en mi camarote debajo de la cama, donde también había compañeros míos. Juntos nos escondimos, no nos vieron y, cuando no había nadie, saltamos al agua y nadamos hasta Londres.

También allí había encapuchados, así que salimos corriendo hasta el muelle, donde robamos un barco. Salimos pitando, hasta que nos quedamos sin gasolina y llegamos a una isla donde ¡no había nadie! Allí no pasaban barcos ni nada, estábamos perdidos, pero mejor que estar muertos. Fuimos en busca de comida y gente.

Pasaron 6 años hasta que pasó alguien. Todos ya teníamos 18 años y llegamos a Santoña que también era una isla, pero donde habitaba gente, pero yo no vuelvo a ir en barco.

FIN.

Publicado el julio 19, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: