Un mundo lleno de héroes

Un dos de julio del 2001 nació en Laredo un  niño a las 3:14 de la mañana. Eso  en un segundo cambió de sentido alegre a tragedia. El niño llamado Toñín se enredó con el cordón umbilical, pero los médicos  estuvieron muy rápidos.

Este niño a los 10 años se apostó con su primo Beni que si España ganaba el mundial, Toñín se tiraba de la machina con la bandera que tenía Toñín en su cuarto. España ganó la final a Holanda y Toñín se tiró y con tan mala suerte la capa se enredó y Toñín casi se ahoga. Menos mal que allí estaban su primo Beni y otro llamado Gabriel se tiraron al agua rapidísimo y le salvaron. Esta historia continuará …..

Publicado el julio 24, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: