EL BOSQUE.

Un día por la mañana estaba en la cama recién despertada por el ruido causado detrás de su casa. En camisón y bata levantó la persiana y  de repente un sol muy deslumbrante entró por la ventana. Seguía escuchando esos ruidos tan fuertes y tormentosos.

Venía de un bosque oscuro, con muchos arboles que había detrás de su casa, allí era donde todos los domingos se sacaba fotos.

El bosque estaba oscuro porque con los árboles se tapaba la luz.

Mi tía salió de la cama despeinada y asustada  y fue rumbo al bosque, bajó las escaleras tan grandes y estrechas a todo correr, fue hacía allí, pero primero pasó por su garaje tan grande y espacioso y cogió una linterna sin casi pila y una escopeta pero para el momento servía. Fue para allí. Eran unos gatos con una madre embarazada y estaban chillando y revoltosos, eran muy chiquitines con manchas negras y blancas y se los llevó para casa para cuidarlos.

Publicado el julio 29, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: