SALVADOS AL HABERSE TRABADO EN UNA ROCA

Érase una vez un maravilloso día en un barco, ese típico día de verano. Unos amigos se pusieron los chalecos, unas chanclas y, por supuesto, una gorra debido a todo el calor que hacía.

Eran unas 8 personas en 3 barcas. El mar estaba un poco revoltoso y una de las barca se empezó a alejar, las otras dos la intentaban alcanzar para estar todos juntos y sin que pasara nada, pero era inevitable por que la barca que estaba más alejada iba dirección hacía una cascada.

Una barca que se quedó trabada y no podía salir. Los hombres intentaban con los remos sacarla, pero nada, llamando pero no había cobertura. A la asociación que te deja las barcas, remos y demás se le hacía raro que no hubieran llegado ya del trayecto.

Unas horas más tarde pasó un helicóptero y fue cuando los vio y los curaron por todos los golpes que habían recibido tras chocarse con las rocas. Les llevaron a la asociación. Se enteró todo el pueblo de lo ocurrido y les tranquilizaron por el mal rato que pasaron, y llegaron sanos y salvos. No llegó a  haber ninguna muerte gracias al helicóptero.

Publicado el julio 29, 2014 en Hemeroteca 13-14 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: