Cuento realista

Érase una vez un niño de 2 años  que jugaba un  esconderite casi todos los días.  Y le gustaba, pero a veces se caía, pero se levantaba. Así casi todos los días, hasta que una vez  se escondió en un sitio del salón. Venía su hermano y el niño echó a correr y dio un golpe a una vitrina de copas, que se le cayó pero no le hizo nada.

Publicado el diciembre 16, 2014 en Hemeroteca 15-16 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: