Unas vacaciones diferentes

Corría el año 1995, Elia preparaba sus vacaciones a New Jersey con su familia. El día 12 de noviembre de ese mismo año, ella junto a sus hijos y marido comenzó sus vacaciones. A las 2 y media de la mañana fueron para el aereopuerto, cogieron su avión y rumbo a New Jersey. Hubo turbulencias durante el viaje así que Elia lo pasó mal. Al llegar al hotel donde vivirían durante 2 semanas colocaron sus maletas y Elia fue a darse una ducha mientras que Jaime, su marido, iba a recepción a arreglar unos papeles; sus hijos se quedaron en la habitación viendo la tele. Al salir de la ducha, Elia pasó el peor momento de su vida, sus hijos no estaban en la habitación. Asustada, bajó corriendo a la recepción para comprobar que ellos no estaban con Jaime. Al llegar abajo y no verles, fue corriendo donde Jaime y le contó lo sucedido. Llamaron rápidamente a la policía, avisaron a todo el mundo y empezó la orden de búsqueda. Buscaron por los ríos, las montañas, las playas, recorrieron cada calle, y miraron hasta el último rincón de la ciudad. Estos  ya no podían más, decidieron volver al hotel para descansar, entonces, su vida cambió por completo. Marcos y Alejandro, sus hijos, estaban allí, como al principio de llegar al hotel, tumbados en la cama, viendo la televisión.

Publicado el diciembre 16, 2014 en Hemeroteca 15-16 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Unas vacaciones diferentes.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: