Las hazañas de Rodrigo

Y entonces, en aquel accidente Rodrigo perdió una pierna.

-Vamos a ver, yo creo que esto ya es demasiado. No sé, creía que ya con lo de dejarme tuerto el día de mi cumpleaños, perder la competición más importante de mi vida y que mi novia me dejara era suficiente. Había pensado que ya con eso no tendría que sufrir más, ¿no? Estoy un poco exhausto.

-Rodrigo, que estoy contando una historia de superación, la vida te pone barreras y tú las vas saltando todas, en eso habíamos quedado. Y, bueno, aunque no te parezca bien, yo escribo, yo decido, ¿entendido?

-¡No! Estoy cansado, solo quiero irme a mi casa y descansar, que bastantes batallitas he tenido ya, que solo tengo 25 años, ¿te acuerdas? A este paso en un capítulo me matas.

-Te repito que es una historia de superación, eso quiere decir que tendrás un final feliz así que tranquilo, que matarte tampoco te mataré.

-¡Estoy harto! En el siguiente libro te buscas otro personaje, que yo me voy a coger la baja.

-¿Qué baja ni qué baja? Me estás cansando a mí, tú cállate y haz lo que te digo, que para eso estás aquí.

Publicado el abril 10, 2015 en Hemeroteca 15-16 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: