Unamuno

Osasuna-Betis, partido de 1ª División, ambos equipos necesitan al menos un punto cada uno para mantenerse en la categoría, Teixeira Vitienes, colegiado del encuentro, decide que la acción del Osasuna constituye una infracción y concede penalti a favor del Betis, es el último minuto y van perdiendo 1-0, las esperanzas de los andaluces están puestas en e delantero español Rubén Castro, este dispara y la manda por encima del travesaño.

Rubén: Un momento, un momento. ¿Cómo que la tiro alta?

Autor: Claro, yo quiero hacer una historia donde el Betis acabe perjudicado y no hay mayor decepción que esta.

Rubén: Y dígame usted, ¿qué pensarán de mí en el club?  Y sobre todo, ¡la afición!

Autor: Eso es algo que a mí no me importa, ¡solo trato de divertir a los lectores!

Rubén:¿Tiene usted que hacerlo a mi costa?

Autor: Lo haré porque simplemente eres un personaje.

Rubén: No me parece justo que haga esto conmigo ¡no le hice nada malo!

Autor: A partir de que los lectores lean esto, a ellos si les habrás hecho algo malo, el Betis habrá descendido por tu culpa.

El Betis decidió vender a Rubén Castro al Racing de Santander, donde con 38 años acabó su carrera futbolista, en Regional Preferente, y así es como un jugador que prometía ser uno de los mejores delanteros de España, simplemente se quedó en eso, en una promesa, todo por fallar un penalti.

Publicado el abril 15, 2015 en Hemeroteca 15-16 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: