Oda a un reloj

Rápido, y a la vez despacio,
es como va este aparato.
Tres manecillas tiene
y son con las que se entiende.
Marca la hora exacta,
y ya no te retrasas.
Los niños luchan por entenderte,
los adultos ya te comprenden.
Oh, aparato del tiempo,
por ti han pasado mis mejores momentos.

Publicado el abril 19, 2015 en Hemeroteca 15-16 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: