Cuento popular modernizado

Una chica vivía en una casa muy grande. Vivía con su marido, sus dos hijos y el servicio.

Era un día como otro cualquiera, Cenicienta leía sus revistas del corazón, el marido peleándose con la casa de pájaros que intentaba hacer. Sus dos hijos jugando y corriendo y el servicio haciendo que realizaba alguna tarea…

Un día llegó su madrasta con sus criadas y su carruaje tirado por caballos. Ésta era una señora desagradable y mala con todo el mundo pero aun más con Cenicienta, por eso no le abrió la puerta. Los niños, que le tenían miedo, fueron a la azotea y le tiraron globos de agua, lo que la hizo marcharse al instante. Cenicienta miró por la mirilla y al ver que se marchaba, abrió la puerta para salir a realizar sus tareas. El marido, que ya consiguió hacer la casa de pájaros, la puso en su azotea. Cuando se marchaba se escuchó un ruido, fue a mirar y resultó ser la caseta que se había caído.

Publicado el junio 15, 2015 en Hemeroteca 14-15 y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: