La misteriosa desaparición de Hans Thomson

Un día de 1942, un hombre llamado Hans Thomson desapareció sin dejar rastro y os voy a contar los sucesos que pasaron.

Hans se mudó a un publecito apartado de la sociedad, este vivía en Seattel y quería conocer otros sitios por lo cual se fue.

Este estaba solo, por lo cual tenía que realizar su mudanza solo. Cuando se disponía a empezarla, una voz le dijo por detrás:

– ¿ Le ayudo ?

– Sí, por favor, el camión de la mudanza me ha dejado tirado.

– Pues será un placer ayudarlo. ¿ Dónde llevo las cosas ?

– A aquella puerta de allí por favor.

– Ahh. Es usted el nuevo vecino, es un placer, Mark Eduard.

– Hans Thomson.

– Ven Hans, te invitaré a un café en mi casa, ya continuará más tarde.

– Vale señor. – Dijo mientras le seguía.

– Hans, esta es mi mujer Naomi Whattson.

– Es un placer conocerle, Hans.

– Igualmente, señora, muy bonita la casa.

– Voy a preparar los cafes, ahora vuelvo. – Dijo Eduard.

– Y ¿ dónde vivías antes ?

– En Seattel, señora.

– Nostros llevamos un año viviendo aquí.

– ¿ De quién es esa casa ? – Preguntó mientras se asomaba a la ventana.

– Está abandonada desde hace años.

– ¡ Cariño, ven a ayudarme con el café por vavor, este aparato no va!

– Voy, disculpa.

– Aquí estan los cafes, ¿ Cómo te gusta a ti, Hans ?

– De lo que usted diga, señor.

– Ohh Hans, trátame de tú.

Cayó la noche, Mark invitó a Hans a dormir en su casa dado que no había acabado la mudanza:

– Ven Hans, esta es tu habitación.

– Gracias Mark.

Era la una de la mañana, Hans no podía dormir por lo que se vistió y se encaminó al bosque para despejarse.

A la mañana siguiente, Mark fué a la habitación de Hans y este no estaba. Bajó las escaleras y abrió la puerta. Había un rastro de sangre y Mark lo siguió hasta llegar a un agujero que había en el suelo cubierto por ramas.

– ¡ Hans ! ¿ Estás bien ?

Este se tapó la cara por el deslumbre del sol. Mark le lanzó una cuerda paraa que pudiese salir. Fueron a casa y le curó la herida.

– ¿ Cómo te caistes ?

– Estaba viendo la casa abandonada cuando de pronto caí en ese maldito agujero.

– Pues te has dado un buen golpe. ¡ ¿ Cariño, dónde hemos puesto el betadine ? !

– ¡ Cariño !

– Espera, Hans, voy a por el betadine.

Vió que su mujer no estaba y bajó corriendo las escaleras:

– Hans mi mujer no está.

Este se quedó sin palabras.

– Voy a llamarla.

Empezó a sonar el movil de Naomi en la mesita de noche.

– Voy a buscarla.

– Te ayudo.

Hans se acercó a una señora y le preguntó:

– ¿ Ha visto a una señora de pelo rubio y ojos marrones ?

– Si, la ví anoche ir hacia un coche pero no vi más.

– Vale gracias señora.

– Hans, ¿ qué te ha dicho esa señora ?

– Nada…

Hans no se dio cuenta de que Mark había oído lo que habló con la señora y no entendía el porque se lo había ocultado.

Llegaron a casa y Mark le preguntó:

– ¿ Por qué no me has dicho lo que te dijo la señora ?

– Ya te lo dije.

– ¡ No me mientas, mi mujer está desaparecida y tú no me estás ayudando, ahora mismo me dices lo que sepas o no respondo… !

– Tu mujer está bien…

– ¿ Cómo dices ?

– Que está bien, sé donde esta, mañana tenía un vuelo de avión a Venecia, me iba a ir con ella.

– Déspues de yo haberte ayudado, ¿ Así me lo pagas ?

Se acercó a él y le asestó un puñetazo en la cara. Este se cayó al suelo. Cojió un palo de madera y fue hacia él:

– Tu te lo has buscado.

Meses después, Mark leyó en el periódico que su mujer se había escapado de una carcel de alta seguridad, mató a un policía e hirió a otro y se dio cuenta, de que había estado viviendo con una fugitiva.

FIN

Publicado el junio 23, 2015 en Hemeroteca 14-15 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: