PASTEL DE NEÓN (tortilla de cebolla y energía)

Cómo preparar un pastel de neón para cuatro personas en sencillos pasos.

INGREDIENTES

-500 gr. de harina.

-10 huevos de gallina newtoniana.

-Una barra de neón.

-10 €

-Muchas agallas.

-Leche de vaca plutoniense.

-Toda tu nevera.

-Mantequilla de yak mutante.

 

ELABORACIÓN

Empezamos calentando una olla de plomo fundido en el fuego a 1264,4867 grados (deben de ser exactos) y añadimos a la preparación de plomo  un tercio de los 10 huevos.

Cuando se endurezca el líquido lo sacamos de la olla y lo dejamos reposar durante 2938 horas 289 minutos en un lugar helado (recomendamos no meterlo en el congelador: mejor la cumbre de una montaña). Después de la espera podremos apreciar un pequeño orificio por el que insertaremos el resto de los huevos. Así, la mezcla quedará esponjosa (en tu imaginación).

Si hemos bajado ya del monte o montaña o glaciar… ERROR. Volvemos a subir para realizar el paso más importante: la harina. La tiramos en el volcán (¿dije glaciar? Quería decir volcán) y vemos como arde. Con ello dejamos que el plomo se funda otra vez manteniendolo a exactamente 2,36 cm. de la superficie.  Al fundirse, quedará en forma de gato-saurio. Si la mezcla nos quema la piel, entran en acción la agallas (creías que no las ibas a necesitar, ¿eh?) y aguantamos el mal rato.

Añadimos la leche de vaca plutoniense. Que esté roja y eche humo es normal, no hay nada por lo que preocuparse. Si hiciste bien la mezcla el gato-saurio cobrará vida y tendrás que derrotarlo lanzándole todo lo que tengas en tu nevera, que se supone que la llevas todo el rato al lado tuyo.

Cuando lo derrotes, mezcla su sangre con la mantequilla de yak mutante. Quedará una masa verde y viscosa.

Añadimos la harina (¿la tiraste? ¿quien te mandó eso?) y la echamos al líquido. Removemos con una cuchara de madera de arce clandestino durante 4 años para conseguir ese touch especial que nos da el sabor al probar la tarta.

Comprobamos que en la lista de ingredientes ya están todos usados menos los 10 € y la barra de neón, pero no es así. Si nos quedamos mirando a un punto fijo durante 4 horas visionaremos el ingrediente final: _______ (escríbelo aquí)

Ahora ha llegado el momento final: echamos el _______ a la masa, que después de cuatro años de reposo huele a lo que Dios quiera, y se forma la obra maestra… Una total pérdida de tiempo en hacer algo que no se lo come ni tu perro.

Por lo tanto, vamos a una pastelería, compramos una tarta con el dinero y le ponemos la barra de neón encima. Nuestra tarta de neón para cuatro personas está terminada.

 

Por el galardonado chef cuatro estrellas Michelín: Lucas Fdez. Schelstraete

 

Publicado el noviembre 27, 2015 en Hemeroteca 15-16. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: