EL RESTAURANTE VIEJO

Érase una vez un niño llamado Lucas que tenía 13 años. Una mañana iba paseando por la calle  y de repente se encuentra un restaurante viejo. Estaba cerrado, pero le habían dicho que dentro había un ataúd.

Entonces le pica la curiosidad, entra y empieza a buscarlo. De repente oye una voces muy raras, como de fantasmas, y se asustó mucho. Vio una buhardilla en el techo y empezó a subir las escaleras de donde salían las voces. Estaba todo muy oscuro y tropezó con algo. Era una caja de madera donde había una nota que decía: “el ataúd está muy cerca tuyo… Sigue buscando”.

Lucas dio dos pasos más y se encontró con el ataúd. Le abrió y vio el cuerpo del antiguo jefe del restaurante. Lucas le saludó y le dijo: ¨Ahora te quedarás aquí como hice yo”. Y se rió a carcajadas.

Unos días después Lucas no fue a clase. Los padres se enteraron y llamaron a la policía, pero no lo encontraron. Fueron al restaurante donde entró Lucas. En la entrada vieron una carta donde ponía: “Si veis esta carta es que he desaparecido para siempre¨.

Subieron a la buhardilla, vieron el cadáver del niño y los padres lloraron desconsoladamente la pérdida de su hijo.

Publicado el junio 12, 2016 en Hemeroteca 15-16 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: