Cenicienta con su smartphone

Érase una vez una chica que no era muy feliz con su vida, porque no tenía padres, solo tenía una malvada madrastra y dos hermanastras irritantes que no eran buenas con ella.Su padre tenìa una cafetería que al morir se la quedó la madrastra para ganar dinero para ella y sus hijas.La madrastra la mandaba ir a trabajar por la tarde y por la mañana tenía que ir al instituto.Pero su vida no era del todo triste porque ella estaba completamente enamorada de un chico de su instituto con el que se hablaba por whatshap que ninguno de los dos sabía quién era. Quedaron que en el baile descubrían quièn era. En el baile se vieron y se quedaron muy sorprendidos. Se hicieron novios y fueron juntos a la universidad. Cenicienta nunca más vivió con la madrastra y sus hijas. La  cafetería de su padre se la quedó ella para siempre.

Publicado el junio 18, 2016 en Hemeroteca 15-16 y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: