Mi Novela

Yo, junto con mi hermano Diego, teníamos una granja en África a los pies de la colina Ngong. Siempre había un día al año que toda la gente de ese barrio se reunía en la plaza y se celebraba una fiesta nacional.

Un día mientras mi hermano y yo recogíamos los tomates, los pimientos y las patatas, se calló una roca de la montaña, salimos corriendo y por suerte no nos pilló. Pero desgraciadamente nos aplastó la casa y nos tuvimos que ir a vivir a la cima de la montaña, pusimos una tienda de campaña y  nos quedamos allí.

Un día, nos tocó la primitiva pero nadie lo sabía solo, mi hermano y yo, desgraciadamente también lo sabía el rey Dany y hacía todo lo que podía para que nos quitaran el dinero o que nos quedáramos con mucho menos de la mitad.

Un día, el rey Dany estaba tan enfadado que mandó ocho ninjas para que nos quitaran el dinero, nos vinieron a buscar al monte y nos encontraron, pero por desgracia nos pillaron pero el dinero no le teníamos nosotros se lo dimos a nuestros padres porque sabíamos que iba a pasar esto.

Nos encontraron y nos pusieron a pelear y obviamente les ganamos porque mi hermano es cinturón negro de kárate y yo soy cinturón verde de lo mismo.

Entonces fueron a por mis padres y no les encontraron en casa.

Se rindieron porque los ninjas no podían más, salieron con los brazos, las piernas y columna vertebral medio rota.

Entonces vino el rey Dany y nos dijo unas cuantas cosas: una de las cosas que nos dijo era que nos regalaba cinco años de hotel de cinco estrellas gratis con todo incluido. Pero nosotros le dijimos que no íbamos a cambiar más de dos millones de euros por cinco años de hotel con todo incluido.

También el rey nos dijo que nos dejaba ir a vivir en su castillo todo el tiempo que quisiésemos, el castillo era de oro, puertas de oro, etc…

Pero el rey Dany no solo era malo, porque a veces ayudaba a los niños pobres y cada vez que empezaba una estación del año nos invitaba a una fiesta grandiosa que celebraba.

Dany estaba intentando hacer todo lo que podía para que le diésemos el dinero, pero no hubo manera, le dijimos que no, que no y que no.

Entonces, en ese momento, ya sabíamos que nos habíamos ganado un enemigo para toda la vida.

Pero en realidad no nos hizo nada y al final mi hermano y yo decimos que nosotros nos quedáramos una parte del dinero y el resto repartirlo entre todas las personas del pueblo, al rey Dany le dejamos sin nada, se enfadó pero como éramos un poco blandos le dimos unos quinientos euros pero porque sino se iba a enfadar muchísimo.

Organizamos una fiesta para todo el pueblo y toda la gente del pueblo donó la mitad del dinero que le habíamos dado para la asociación de la lucha contra el cáncer de mama, porque había una señora del pueblo que tenía esa enfermedad, tenía cáncer de mama y cuando lo donamos fue una sorpresa muy grande para ella.

Lo hicimos para que la enfermedad no fuese tan dura y para que se pudiese curar. Diez años después la señora se curó del cáncer de mama y no sabía como agradecernos todo lo que habíamos hecho por ella.

FIN

 

Publicado el noviembre 21, 2016 en Libro de 1ºA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: