La ciudad de roca

Según cuenta la leyenda en España en el año 1975 hubo un pueblo de Segovia que fue arrasado por la guerra civil y no quedó nadie vivo. Al cabo de dos años se volvió a llenar de gente pero todos estaban preocupados, pues la tierra temblaba de vez en cuando. Un geólogo decidió medir los temblores y decretó que no eran terremotos. Todos tenían la misma potencia y se producían cada siete horas exactas. Este señor decidió investigar y se aventuró con otros diez hombres por una gruta subterránea.

Cuando llevaban veinte minutos andando, tres de los hombres se fueron enfadados por que creían que no iban a encontrar nada allí abajo. Más tarde el resto empezó a oír unos ruidos que provenían de atrás. cuando retrocedieron vieron la ropa de los tres compañeros que se habían ido y unas gotas de sangre.

Siguieron adelante y se encontraron una gran abertura en la cueva. Había una enorme ciudad construida en la estructura  de la cueva. La ciudad estaba llena de seres pequeños que corrían de un lado a otro con faroles encendidos pues era la única iluminación de la sala.

En un momento dado, un enano de la ciudad les vio y se puso a gritar. Los siete hombres  y el geólogo fueron a esconderse y cuando volvieron a mirar a la ciudad estaba todo oscuro. Todos se pudieron a correr y cuando se iluminó la sala con un foco gigante solo estaban en pie el geólogo y un compañero. El resto estaban muertos tirados en el suelo chorreando sangre. Se adentraron en la cueva para huir pero solo encontraron mas caminos de roca. El geólogo llamó a su compañero y le preguntó que si tenía un bengala. El compañero asustado se la entregó y este le dijo que sabía por que se producían los temblores. Los enanos tenían una máquina que usaban parta hacer los túneles y él la quería hacer explotar.

Cuando llegaron a  lo alto de la ciudad, pusieron la bengala en el taladro de los enanos pero cuando salían la cueva un enano le arañó la cara al geólogo y se lo llevo a dentro de la ciudad. El compañero salió de la cueva justo a tiempo para escapar de la explosión. El suelo del pueblo se derrumbó por la explosión del taladro y se hundió en la tierra.

Desde entonces se dice que unos seres pequeños salen del enorme cráter de la tierra y saquean las casas por la noche. El único testigo de este hecho es el compañero del geólogo que aunque él se salvó, perdió a todos sus compañeros.

Publicado el diciembre 1, 2016 en Libro de 2ºB y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: