Luis el Valiente

En el sofá de su gran piso, Luis Fernández se hallaba;

con su gato al lado, las noticias en la radio escuchaba.

De pronto y sin previo aviso, la conexión se cortaba.

Oíd lo que dijo el joven, que muy confuso estaba:

“¿Qué le habrá pasado al aparato, que hasta ahora funcionaba?”

Casi al momento, escuchó un grito que de la calle llegaba

Salió Luis apresurado de su hogar, llegando a la calzada;

allí pudo ver un gigante orco, que clavó en él su mirada.

El engendro intentaba atacar a Clara, su amada.

Escuchad bien lo que la muchacha a Luis exclamaba:

“Mata con algo al monstruo, pues si no estoy acabada”.

Por más que buscaba, el chico para matarle nada encontraba.

El orco a la chica, en su grandes brazos, sujetaba,

mientras la joven, muy desesperada le asestaba patadas.

Luis encontró, al fin, unos botes de matarratas;

y con coraje y precisión, hizo que aquel ser los olfateara.

Inmediatamente, el orco cayó y el chico se acercó a Clara;

se abrazaron y juntos marcharon a una cafetería cercana.

Publicado el diciembre 1, 2016 en Libro de 3ºC y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: