Pablo y la estampida

Pablo fue un paisano       que por allí cuentan que vivía.

Presenció lo que sería,       un acto digno de malhechoría.

En un campo se encontraba       cuando vio lo que venía,

una estampida de vacas        que nadie parar podía.

Escondiéndose en el bosque       pensando que hacer debía.

Arrasando el campo       las vacas seguían ¿Qué haría?

Una vaca confundida         hacia él veloz se dirigía,

gran oportunidad vio,       pues una idea aparecía,

mientras vencía         y con característica maestría

domaba a esa bestia,       que por allí trotando venía.

Montado sobre ella,       Pablo rápidamente corría.

Al frente de la estampida,       las vacas él dirigía,

salvando cultivos       que por allí sabía que había.

Encerradas las vacas,       la comida a salvo estaría.

Todos se aliviaron       y a Pablo hablaron con alegría.

Publicado el diciembre 14, 2016 en Libro de 3ºB. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: