El gran viaje de Colón

Iba Cristóbal Colón navegando en su navío,

cuando se dio cuenta de que hacía mucho frío,

se dirigió a su camarote a buscar su viejo abrigo,

¡y tanto que viejo! con él parecía un mendigo.

“¿Cuánto queda?” le preguntó su buen amigo.

Tras observar un rato sus anotaciones dijo:

“No te preocupes, pues estamos ya a medio camino,

mas quizá tengamos problemas pues el viento viene torcido,

vira bien la vela o acabaremos en un buen lío,

pues allí a lo lejos diviso un gran remolino.”

Al oír este mensaje tan tremendamente trágico,

los tripulantes abandonaron sus puestos

y empezaron a correr y esconderse a su libre albedrío.

Tuvo Colón que tomar el timón con bravío,

mas la tormenta paró y les dejó helados de frío.

“¡Tierra! ¡tierra!” Gritó un grumete con alegría.

Al oír aquello muy contento Colón se ponía,

mas que sorpresa el marinero se llevaría,

al saber que aquello no sería la India.

 

Publicado el diciembre 28, 2016 en Libro de 3ºC y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: