AVENTURANZAS

Todos dicen que los dragones no existen, pero, eso es porque nunca han visto uno.

Una historia esplendida es la de este guerrero sahariana, que vio a un dragón y nadie le creyó de eso… Esta es la historia que relató el guerrero ya sin brazos y piernas, devorados ferozmente por el dragón.

Una mañana, en el tenebroso bosque de Freedóm, el guerrero saharaui se encontraba en la cueva mas profunda que jamas allá imaginado. Lo que el no sabía es que se encontraba en lo más profundo y oscuro de la cueva se encontraba el dragón.

Después de andar, andar, andar y andar durante casi una hora, se enteró de que esa cueva no era una cueva normal, era una cueva en la que los pasillos siempre iban al mismo lugar de inicio. Es un mecanismo de hace muchos años creados por la asociación Pasmes, es un mecanismo que hace que los pasillos den vueltas en sentido de que todas vuelvan hasta el mismo sitio.

Bueno, ya explicado esto, empecemos con lo interesante.

Lo que el guerrero no sabía es que el dragón se encontraba en el mecanismo que movía toda la cueva. El dragón grande como ningún otro salió del mecanismo en una búsqueda intrépida a por el guerrero.

Al final se encontraron en el pasillo mas oscuro de la cueva, en el que el dragón podía ver al guerrero.

Al final el dragón lo devoró y aquí es hasta donde se acaba la historia.

Publicado el abril 6, 2017 en Hemeroteca 15-17, Libro de 1ºA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: