Tratado del Lazarillo

El marqués de Manzanedo, amo del Lazarillo necesitaba un par de recados, este le dio 1000 ducados para que Lazarillo fuese a hacerlos. Debía comprar cuatro bueyes y cinco ovejas.
Tardaría unos 2 dias en llegar al pueblo vecino para poder comprar lo necesario. Lazarillo hizo una de las suyas y decidió quedarse el dinero para ir a otro pueblo puesto que allí estaba su amada. Su amada, Valentina, era un Condesa que estaba comprometida con el duque de Segovia, pero en realidad amaba a Lázaro. Para declarar su amor a su querida, compró un anillo de rubíes en una casa de empeños a mitad del camino, en el cual invirtió toda la fortuna que su amo le había facilitado.
El marqués empezó a preocuparse puesto que ya había pasado una semana y el Lazarillo no estaba de vuelta.
Mando a 8 hombres a buscarle, pero no dieron con el muchacho.
Lázaro se encontraba a una legua del pueblo de su amada, y tuvo que hacer noche en un viejo pesebre. El frío del invierno azotaba y Lázaro murió trágicamente, y su amada , sin espera con  la esperanza de que Lázaro llegue a rescatarla.

Publicado el abril 9, 2017 en Hemeroteca 15-17, Libro de 3ºB. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: