DON QUIJOTE

Érase una vez un hombre llamado don Quijote. Tenía una obsesión por las series de acción, la sangre, las armas, pero sobre todo Hawaii.5.0. Soñaba con poder llegar a ser el protagonista algún día, y salvar personas en peligro y hacer justicia.

Un día decidió salir a la calle con un viejo traje de policía de su tatarabuelo, para salvar a los niños que se vean en peligro, mujeres asesinadas y hombres malheridos. Estaba tan obsesionado por esta serie que cuando comenzó a emprender su camino oyó a lo lejos un grito que parecía provenir  de una mujer. Empezó a correr y tardó unos instantes en llegar al lugar de procedencia de los gritos, allí en una granja era donde una cerda estaba de parto y su amo la estaba ayudando, pero don Quijote pensó que el hombre estaba maltratando a su mujer y esto le hizo enloquecer. Sacó el arma vieja que venía en el traje y disparó dos veces en el pecho al hombre para que parara de maltratar e evitar matarla.

Él,  pensando que había hecho un acto heroico,  se marchó a buscar un transporte para poder llevar al hombre a su casa y a “la mujer”.

Cuando volvió, no se encontraba allí la cerda, solo la hija del pobre asesinado llorando de pena al ver a su padre muerto. También se encontró a la policía que se lo llevó a la comisaria. Un día más tarde los policías decidieron meterlo 20 años a la cárcel.

Publicado el mayo 29, 2017 en Hemeroteca 15-17, Libro de 3ºA y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: