Fábula

Érase una vez un conejo que era muy amable, demasiado para el gusto de algunos. Este conejito tenía muchos asuntos pendientes y muy importantes, pero siempre los dejaba a medias porque alguno de sus amigos le llamaba para pedirle un favor o para que le ayudase en algo.

Pero un día tuvo una entrevista de trabajo, una oportunidad que esperaba desde hace mucho tiempo y que por fin se había hecho realidad, justamente su amiga necesitaba que la llevase en coche al pueblo de al lado para que pudiese quedar con otra amiga.

El conejo no sabía que hacer, si ayudar a su amiga y dejar escapar su oportunidad o al revés, aprovechar la oportunidad que se le presentaba y compensar a su amiga después, la cosa es que el conejo eligió la segunda opción y cuando se presentó en casa de su amiga, la madre de esta le dijo que al final llamó a otro amigo para que la llevase, ya que pensaba que él no iba a desaprovechar una oportunidad como la que se le presentó.

 

MORALEJA: Cada loco con su tema

 

Publicado el junio 2, 2017 en Libro de 2ºB y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: