DON QUIJOTE Y LA PATRULLA CANINA

Don Quijote, era un hombre al que le apasionaba la televisión. Un día, algo captó su atención, La Patrulla Canina; donde un niño adiestra unos perros y atiende junto a ellos llamadas de emergencia.

Desde que encontró su serie predestinada (según decía él), dejó de prestar atención al resto del mundo.

Su familia, viéndolo tan absorto como estaba, decidió quitarle la televisión, por lo que se quedó deprimido y en cama.

Su ama de llaves, una mujer bajita y regordeta llamada Sancha, le convenció para que fueran a dar un paseo y así airearse.  Cuando estaban cruzando un parque, vieron un grupo de perros, y Don Quijote, que llevaba un día sin ver su serie favorita, pensó que eran los canes de la serie, y que él, era el protagonista de la misma. Debido a eso, fue detrás de ellos dándoles órdenes. Sancha, perseguía Don Quijote gritándole:

-¡Señor! ¡Señor!  ¡Vuelva aquí!

El caballero de la triste figura corría detrás de los perros, pensando que le estaban guiando hacia la llamada de socorro. Estos huían como si hubieran visto al demonio. Y así sucedió, hasta que Don Quijote quedó exhausto y olvidó su propósito.

De nuevo con Sancha, seguían su camino, tratando Sancha siempre de dirigirlo a lugares sin esos animales que hacían enloquecer a su señor.

Publicado el junio 3, 2017 en Libro de 3ºB. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: