FÁBULA DE ADRIANA SARABIA

LA GULA DE GOLOSÍN

Érase una vez un gato de color miel al que llamábamos Golosín porque era muy goloso. Y un día de primavera, paseando por una pradera que estaba llena de flores de colores, se encontró de frente con una abeja.

Ambos se hicieron amigos y pasearon por el prado juntos. La abeja cogía la miel de las flores y el gato se la quedaba mirando. Y la dijo: “¿Porqué no me das a probar?”. Y la abeja la dejó probar un poquito.

A Golosín le encantó y quería más y más y más. No se saciaba. La abeja se lo llevaba a su panal donde estaban sus compañeras y la abeja Reina.

Entonces Golosín la siguió y quiso comerse toda la miel, pero en cuanto asomó el hocico, recibió un picotazo de una de ellas. Y le dijeron que un poquito sí, pero no toda miel del panal, que les había costado mucho trabajo reunirlo.

Un gran picotazo fue lo que se llevó debido a su gula por comer.

 

MORALEJA: El que todo lo quiere, todo lo pierde.

Publicado el junio 11, 2017 en Libro de 2ºA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: