Los remordimientos de La Regenta

¡Santo cielo! Qué sensación más repugnante, sintió que un animal asqueroso y baboso la dio un sutil beso mas sintió que era una horrible tortura. Qué habría hecho ella para merecerse semejante atrocidad. No se lo merecía, aquel engendro del mal la había traumatizado para siempre. Como había sido capaz aquel miserable de horrorizarla estando inconsciente. Más justo era, por el adulterio que había cometido y el peso social que ahora debía sentir su marido. No sabía si sería capaz de olvidar aquella escena traumatizante, pero se lo mereciese o no debía soportar aquel peso para siempre ante la sociedad.

Publicado el diciembre 5, 2017 en Libro de 4ºB y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: