La Regenta

Después de aquel beso, sintió unas ganas de volverse a desmayar, por el cual marchó despavorida de aquel recinto poco apropiado.

A la mañana siguiente, despertó con un gran mal sabor de boca, ese beso la dejó traumatizada durante días. ¡Incluso semanas! Por ese motivo decidió buscarse a otro hombre, que le diese placer y amor. Al cabo de unos meses, el sabor de ese beso no se desvanecía y entonces se la ocurrió tomar una especie de jabón que la había recomendado en el pueblo, por el hecho de quitarse de una vez ese asqueroso beso. Se enjuagó durante varios días la boca y con eso debería haber quitado el sabor. Espero varios días y al final, ese beso se quitó y con ello una experiencia que nunca se olvidaría.

 

Publicado el diciembre 18, 2017 en Libro de 4ºB y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: