Fábula de la gata Luna

La que os voy a contar hoy es la historia de la gata Luna,

que ayudaba a su dueño,

que estaba más solo que la una,

ella le hacía compañía,

a cambio de comida,

y no se separó de él ni con el SIDA.

Años más tarde el dueño murió,

y al no tener comida,

la gata le devoró.

La moraleja de esto, queridos amigos:

cómprate un hámster

que no te comerá ni muerto ni vivo.

Publicado el diciembre 25, 2017 en Libro de 4ºB y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: