Soneto:

Persona inmunda y malhumorada

trabajas todo el día

como una voraz arpía

para amargar toda mi jornada.

 

Perturbas mis noches

amargas mis mañanas

las de mis compañeros y compañeras

para pagarlo en notas con reproches.

 

Las tardes soleadas miro con anhelo

cuando aún era una niña

sin tantos deberes y pérdidas de tiempo.

 

Me entra gran morriña

pensando en aquello

cruda realidad, cargada de tormento.

 

Publicado el mayo 16, 2018 en Libro de 3ºC y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: