La luz en la oscuridad.

Ni la tristeza del corazón,

ni la angustia agazapada,

ni la desgracia obsoleta,

pueden arreglar el mundo.

 

Nunca te rindas sin razón,

que en cualquier instante está

la sonrisa de la vida,

que te avisa sin avisar.

 

Evita el sufrimiento,

que a pesar de la guerra,

la pobreza y la muerte,

todos estamos unidos.

 

Disfruta el buen momento,

sal a la calle y grita,

grita hasta que tu voz cante,

cante como los pájaros.

 

Publicado el junio 4, 2018 en Hemeroteca 14-15, Libro de 4ºA y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: