Cenizas

Doscientos y pico huesos, y ninguno logra aguantar

el peso del mundo a mis espaldas.

Mundo que quema, que hiela.

 

Un alma que a veces huracán, a veces suspiro,

revuelve el polvo del mundo que yo habité, que yo fui.

Mundo que ahoga, que envuelve.

 

Unos ojos que abiertos no son capaces de ver,

pero que cerrados son puertas a un mundo roto.

Mundo que apuñala, que mata.

 

Una mente ciega que me guía por el precipicio

sin saber dónde pisa, baila al borde del abismo

de un mundo que es sombra, que es soledad.

 

¿Por qué si hay sentimientos que crean incendios,

solo me quedé con las cenizas?

Publicado el junio 5, 2018 en Libro de 4ºA y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: