Archivo del Autor: anacolina1218

Cuento popular modernizado: Diario de una Cenicienta

15 de mayo, 2019

He decidido empezar un nuevo diario, necesito contar mis problemas a alguien, pero ya no se puede confiar en nadie, así que lo escribo aquí. Mi nombre es Cenicienta, tengo 16 años y vivo en Londres, Inglaterra. Actualmente no voy al instituto, tengo un blog de moda del que me pagan un sueldo cada mes, así que vivo de ello. Mi madre falleció cuando apenas tenía 7 años, es algo que nunca voy a superar ya que la echo mucho de menos. Vivo con mi padre y su mujer, mi madrastra, y sus dos hijas, Anastasia y Grizella. No hemos encajado muy bien, pero tendré que aguantarme, puesto que mi padre es feliz con ellas.

20 de mayo, 2019

Hoy por la mañana, acompañé a mi padre al médico. En la consulta, le hicieron pruebas y pruebas. Al final, nos reunieron a los dos con tres doctores más en una mesa. Comenzaron a hablar con mi padre y bueno, la conclusión, le han diagnosticado leucemia. Todo esto va a ser muy difícil para nosotros.

7 de junio, 2019

Ayer por la noche, salí con mis amigas, a las 4 de la mañana, más o menos, me llamó el doctor. Mi padre había fallecido. Desde aquel momento mi vida cambiará por completo.

14 de junio, 2019

Ha pasado una semana desde el fallecimiento de mi padre. No aguanto más en esta casa. María, mi madrastra, y mis hermanas me tratan como a una sirvienta. Me han cancelado en blog y me han quitado el cargador del Iphone para que no pueda comunicarme, tampoco me dejan salir, solo puedo limpiar y ordenar. Todo lo que me mandan lo cumplo, y, más me vale no replicar.

20 de mayo, 2019

Mientras hacia la colada, recibí un whatsapp de mi vecino. Nos invitaba a una fiesta en su casa. una fiesta lujosa, con nuestros mejores vestidos. Mi madrastra, se enteró, ya que el mensaje a ella también le llegó. Tanta envidia me tiene, que no quiere que acuda a la fiesta por el miedo a que mi vecino se enamore de mi en vez de sus hijas.

23 de mayo, 2019

Esta noche es la fiesta, y para que que no pueda acudir, encerrada en el baño me ha dejado. No tengo la contraseña para salir, así que aquí me quedaré esperando. Las 10 y media son, la fiesta a punto de empezr, sigo aquí sola y ellas marchando están. Son las 11 y llorando aquí sigo. Acaba de aparecer una luz, una mujer jóven y sonriente ha aparecido, estoy asustada. Me dio la contraseña para salir del baño y a la fiesta poder yo ir. Me ha regalado un vestido rojo de encaje y unos zapatos negros brillantes. En segundos me he preparado, cojo mi móvil y voy arrancando. Solo un inconveniente tuvo que ponerme la mujer, a las 12 la fiesta tengo que abandonar o si no todo irá mal.

Leyenda de terror

Marco era un niño de 13 años. Un fin de semana quedó con sus amigos para ir al monte. Era más de media noche cuando llegaron a una casa abandonada. Montaron sus tiendas de campaña y prepararon los sacos para poder ir a dormir. Eran las 2 de la madrugada, todos los niños dormían, cuando de repente, Paúl despertó. Escuchó unos ruidos fuera, decidió salir y ver que estaba pasando.

A la mañana siguiente, cuando todos los niños se despertaron, se dieron cuenta de que Paúl no estaba. Salieron de la tienda muy asustados y comenzaron a gritar su nombre mientras lo buscaban. Pasaron varias horas y no dio señal. Llamaron a emergencias y padres. Al llegar todo el mundo allí no había nadie. Los 6 niños desaparecieron. Nunca se llegó a saber el porqué ni el motivo, solo que ha quedado una historia sin final y seis vidas que no se sabe donde quedaron.

Adivina adivinanza

¿Qué son 2 puntitos pequeños uno negro y otro blanco?

 

 

 

Una hormiga casándose.

Noticuento

Marta era una niña de 15 años. Vivía en Sevilla y estudiaba en el instituto como cualquier niña de su edad. Marta llevaba unos meses hablando con un compañero de clase por redes sociales. Era el típico chulo del que todas las niñas decían estar enamoradas. Empezaron a hablar más continuamente, a enviarse notas por clase, las llamadas, las tardes juntos, salidas…

Un día, Marcos que era su nombre, la llevó a un parque cerca de su casa. En este, la pidió salir, y Marta aceptó, ya que cada día le quería más.

Al cabo de unos meses, Marcos empezó a cambiar, todo el día estaba enfadado, discutían y se gritaban.

Él comenzó a hablar con una chica nueva en el instituto. Se empezaron a hacer amigos, y de amigos a.. algo raro. Pero, Marta y él seguían juntos, siendo novios.

Esta chica comenzó a decirle cosas malas de Marta, mentiras, confidencias, cosas que eran totalmente mentira.

Un día Marcos llegó a casa y Marta le esperaba allí. Ellos comenzaron a discutir y la discursión acabó con golpes. Marta quiso salir corriendo a pedir ayuda pero este se lo impidió.

No podía permitir quedar como un maltratador, machista o simplemente mala persona delante de todo el mundo.

La cogió por el cuello, la siguió golpeando, hasta matarla. Nadie podía enterarse de lo ocurrido así que la tapó con una sábana y acabó con su cuerpo.

Yo con 25

Mi nombre es Ana Colina, y tengo recién cumplidos los 25.

Hace poco tiempo que acabé de estudiar la carrera de criminología, y encontré un trabajo en el laboratorio forense de Madrid. Como acabo de decir, me mudé a Madrid hace 2 años, ya que yo vivía en un pueblo de Cantabria.

Actualmente estoy preparando los últimos detalles de mi boda, puesto que el 18 de julio me voy a casar con mi novio. Somos muy felices, y dentro de unos pocos años nos gustaría tener nuestros primeros hijos, serán mellizos y se llamarán Juan y Martina. Más adelante tendré gemelas, Jimena y Ángela. Y tres años después tendremos a Juan.

Cuando ya crezcan un poco más nuestros hijos, nos gustaría mudarnos Gran vía, pleno centro de Madrid.

Ahora mismo estoy estudiando Alemán en la academia de idiomas.

Soy muy feliz ahora mismo y estoy preparando proyectos con mi marido, como comprarnos una casa a las afueras cuando nos jubilemos.

¡Me encanta mi vida!

Unas vacaciones diferentes

Corría el año 1995, Elia preparaba sus vacaciones a New Jersey con su familia. El día 12 de noviembre de ese mismo año, ella junto a sus hijos y marido comenzó sus vacaciones. A las 2 y media de la mañana fueron para el aereopuerto, cogieron su avión y rumbo a New Jersey. Hubo turbulencias durante el viaje así que Elia lo pasó mal. Al llegar al hotel donde vivirían durante 2 semanas colocaron sus maletas y Elia fue a darse una ducha mientras que Jaime, su marido, iba a recepción a arreglar unos papeles; sus hijos se quedaron en la habitación viendo la tele. Al salir de la ducha, Elia pasó el peor momento de su vida, sus hijos no estaban en la habitación. Asustada, bajó corriendo a la recepción para comprobar que ellos no estaban con Jaime. Al llegar abajo y no verles, fue corriendo donde Jaime y le contó lo sucedido. Llamaron rápidamente a la policía, avisaron a todo el mundo y empezó la orden de búsqueda. Buscaron por los ríos, las montañas, las playas, recorrieron cada calle, y miraron hasta el último rincón de la ciudad. Estos  ya no podían más, decidieron volver al hotel para descansar, entonces, su vida cambió por completo. Marcos y Alejandro, sus hijos, estaban allí, como al principio de llegar al hotel, tumbados en la cama, viendo la televisión.

Una bonita historia de amor

Andrea era una niña de 13 años. Vivía en un pueblo al norte de España.

Un día, ella quedó con sus amigas como cualquier chica de su edad. Estas se cruzaron con un grupo de chicos a los que Andrea desconocía.

Uno de ellos era el típico chulo, el que siempre está de broma, asi que Anrea no le prestó atención.

Esa noche, al llegar a su casa, Andrea fue a dormir. Fue algo raro pero sin saber porqué soñó con Iván, aquel chico chulo con el que se cruzó esa tarde.

Pasaron los días y ellos dos se encontraron  por la calle, Iván la saludó con una sonrisa. En ese momento Andrea sintió algo, sin saber el qué ni el porqué.

Al llegar a su casa, ella decidió hablarle, se fueron conociendo poco a poco. Aquel niño creído y chulo empezó a ser diferente. Al acabar la conversación Andrea apagó el móvil y se tumbo en su cama.

Desde aquel día Andrea empezó a ser más feliz, a sonreir más gracias a él pero lo más importante, empezó a enamorarse. Las sonrisas al verse se convirtieron en abrazos, y los abrazos en besos.

Desde aquel sábado, desde aquella sonrisa, desde aquella conversación, Andrea no volvío a querer a otra persona más que a él.

 

A %d blogueros les gusta esto: