Archivo del Autor: estelaf

LA SELVA DEL MAR

Estaba yo en el aeropuerto porque me iba de vacaciones a Inglaterra, y estaba a punto de embarcar cuando me confundí de puerta y me metí en el avión equivocado. Cuando me di cuenta ya era demasiado tarde y lo peor no era eso, era que no sabía dónde iba.

El avión empezó a tambalearse, yo miré por la ventana y vi el mar, única y exclusivamente el mar. Noté que el piloto tuvo que hacer un aterrizaje forzoso ya que caímos en picado. Al llegar al suelo todos los pasajeros estábamos bien pero la mayoría era gente bastante mayor así que sería mejor que no se movieran del sitio, por lo menos hasta saber dónde estábamos.

Salí del avión junto a los demás jóvenes y vimos que estábamos en una selva lo cual me extrañó porque antes de aterrizar estábamos cayendo al mar y no tenía ningún sentido pero pensé que tal vez por la adrenalina no había visto la isla. El piloto nos informó a los pasajeros jóvenes de que no tenía ni idea de dónde estábamos ni de cómo podríamos salir de allí. Yo le sugerí que tal vez la radio del piloto funcionaría y él me dijo que tendría que ver si había sobrevivido a la caída, y que hasta saber más lo mejor sería que buscáramos un refugio, comida y agua. Cuando ya supimos cual sería el refugio llevamos a todos los pasajeros mayores y dormimos hasta el día siguiente.

Al día siguiente el piloto nos informó de que la radio funcionaba pero que necesitábamos llegar a un punto alto desde el cual pedir ayuda. Los jóvenes del día anterior nos dirijimos a una montaña para subir hasta arriba y pedir ayuda. Cuando estábamos a mitad de camino unas rocas empezaron a caer por la montaña y una piedra le dio a Billy en la cabeza, haciéndole una leve brecha. Por suerte teníamos un botiquín de emergencia y conseguimos cerrarle la herida pero era mejor que no siguiera y tuvimos que buscar una cueva en la que se quedara con Tom, para cuidarle.

Una vez que los dejamos atrás seguimos subiendo pero se hizo de noche y tuvimos que acampar, pero en mitad de la noche oímos un ruido y nos levantamos, vimos a un precioso pero peligroso puma que rugió. Nos metimos en la tienda, apagamos las luces y no hicimos ruido hasta que se fue, entonces nos dormimos. Por la tarde del siguiente día ya estábamos en el pico de la montaña y pedimos ayuda desde la radio. Corrimos hasta Tom, Billy y el resto de los pasajeros y cuando al fin vino a recogernos el avión dijo que no sabía donde estábamos porque no había ningún mapa en el que aparecería esta isla, lo cual confirmó mis sospechas de que la isla solamente emergía de debajo del mar cuando alguien quería entrar y hasta que esas personas no se iban la isla no se volvía a sumergir.

 

YO CON 25

Soy Estela y tengo 25 años. Vivo en Tenerife, trabajo en un colegio, en párvulos porque me encantan los niños. Hace dos años terminé la carrera y me mudé desde el apartamento en el que vivía con mis amigas, hasta mi casa actual. Estudié en la universidad de Oviedo. Estoy muy contenta porque los niñucos de mi clase son muy buenos y simpáticos.

Yo mido 1,67  m. y tengo el pelo castaño claro con mechitas rubias, los ojos verdes y soy morena, no tengo la nariz grande pero tampoco muy pequeña. Mis labios son rojizos.

Yo soy muy alegre, positiva, simpática, amable, tímida, un poco cabezota y adoro a casi todos los animales y flores. Soy sensible y amorosa como si fuera un algodoncito de azúcar, pero odio el algodón de azúcar y me encanta el queso (de cualquier tipo).

Para el futuro me gustaría casarme pronto y tener tres hijos. Me gusta montar a caballo así que voy todos los sábados. Me gustaría comprarme un Golden Retriever dentro de unos seis meses porque son tan buenos, listos y amistosos que son el mejor amigo del hombre de todos los tiempos.

Mi hobbie, aparte de montar a caballo, es hacer todo tipo de manualidades que luego se las enseño a los niños de mi clase, a ellos siempre les encantan porque son todas muy creativas, imaginativas y sobre todo muy coloridas, les hace tanta ilusión que por solo verles sonreir todas las tardes hago algo distinto.

MACARRONES DE ALEGRÍA.

Ingredientes:

1Kg. de alegría, no se puede comprar en cualquier supermercado, para que salga bien tienes que utilizar la del Eroki de Santoña.

150 g de queso rosa, se puede usar de cualquier marca pero yo os recomiendo de la marca especial Expal.

1 paquete de macarrones, depende de como te gusten los puedes echar de caracolillos, de espirales, de rulos…

1 tarro de tomate azul (preferiblemente el del Lidl).

1 pizca de orégano (utilizar la que tengas por casa).

80 g de ganas de trabajar (especial la del Lupa de Argoños).

Elaboración:

1. Lo primero que tenemos que hacer es coger un bol normalito y verter ahí medio kilo de alegría, luego cogemos los 150 g de queso rosa y los añadimos a la mezcla. Antes de pasar al segundo paso, cogemos el otro medio kilo de alegría y los mezclamos bien con el resto.

2. Ahora que ya tenemos parte de la mezcla cogemos y en una cazuela echamos agua del grifo hasta un poco más de la mitad, cuando ya lo hemos llenado lo ponemos a calentar hasta que hierva, luego echamos el paquete de macarrones hasta que estén bien blanditos.

3. Cuando ya están blandos los quitamos del fuego y los escurrimos para quitarlos el agua. Una vez hecho esto, les echamos el tarro de tomate azul y lo removemos bien hasta conseguir que todos los macarrones tengan tomate azul.

4. Ahora ya casi hemos terminado tan solo nos faltan dos cosillas más. Cogemos y echamos una pizca de orégano, cuando ya lo hemos echado lo removemos hasta conseguir que este bien mezclado con el resto de los macarrones. Ahora ya solo nos falta el último de todos los pasos para que la receta triunfe.

5. Y el último paso de todos al fin ha llegado. Cogemos los 80 g de ganas de trabajar y los espolvoreamos por todos los macarrones. ¡Bien! La receta ha terminado, ahora lo único que hay que hacer es calentarlos  y comerlos. Espero que les guste como ha quedado y que le dé mucha alegría.

Efectos:

Estos macarrones le producirán alegría y ganas de reír, además de encontrarse usted muy trabajador y de buen humor.

Efectos secundarios:

Esta receta puede producir arcadas, vómitos y mareos en los primeros quince minutos al no estar del todo buenos, pero no tiene por qué producirle nada si le gustan (cosa que dudo).

DICCIONARIO ESTELALÓGICO

Silbista: Oficio que consiste en silbar.

Volarización: Acción por la cual te conviertes en volador.

Libertería: Tienda a la que se acude cuando se necesita libertad.

Poliestuche: Conjunto de muchos estuches.

Pluripilas: Varias pilas juntas.

Vicemesa:  En lugar de una mesa.

Plastible: Capacidad por la cual una persona es plasta.

Bicristales: Cristales que te pones nuevos cuando se rompen las gafas.

Bolimiento: Acción de convertirse en boli.

Subcuchillo: Algo que esta debajo de un cuchillo.

PERSEGUÍ A UNAS DESCONOCIDAS

Estaba yo en el parque hace dos meses y me pareció que pasó por allí mi tía con mis primas y como hacía tanto que no las veía pues fui corriendo adonde estaban ellas, pero cuando ya estaba llegando vi que se metían en una juguetería, yo entré detrás.

Al ver que la tienda era tan grande, me di cuenta de que las había perdido de vista. Me puse a buscarlas por la tienda pero no las veía. Estuve buscándolas media hora pero nada así que decidí ir a la entrada para cuando salieran encontrarlas. Allí estuve esperando durante 15 minutos, y pensé que estarían en los columpios y fui a mirar, acerté.

Toda emocionada, salí corriendo de la tienda para ir a reunirme con ellas. Cuando estuve a 50 metros de ellas me llamó mi madre y me empezó a preguntar si habia ido a recoger a mi hermano al entrenamiento y me di cuenta de que se me había olvidado, casi se me cae el móvil de la mano.

Por miedo a ser castigada sin salir, le dije que sí y eché a correr para ir a buscarle, al llegar allí, él me miró enfadado, me preguntó por qué había tardado tanto y yo le respondí que se me había olvidado. Nos fuimos de allí ya que le tenía que llevar a casa de mi abuela, atravesamos todo el pueblo y al llegar al portal le rogué a mi hermano que no se lo contara a mi madre, a cambio él me pidió que yo debía dejarle elegir la televisión durante dos semanas, y yo accedí. Una vez que subimos a casa de mi abuela, le pregunté a mi madre si sabía dónde estaban mis primas y ella me dijo que no estaban, que todavía estaban en Inglaterra. Yo le dije que me había parecido verlas en el parque y que las había estado buscando por una tienda de juguetes. Ella me contestó riéndose a carcajadas.

EL PEDIATRA

El pediatra es el médico de los niños. Para ser pediatra hay que sacarse el título de la ESO, Bachillerato y luego hay que sacarse el título de Medicina en la universidad. Se necesitan materiales como agujas, estetoscopios, medicinas…

Los pediatras revisan a los niños (según sus edades) para comprobar que están bien, ponen vacunas, recetan las medicinas que tienen que tomar cada uno (según lo que le pase), en las revisiones te manda hacer ejercicios para saber tu coordinación… Cuando vas al médico el pediatra te atiende muy bien, además te dice lo que tienes y te dice lo que te tienes que tomar para curarte.

Mi  pediatra es muy majo y le encantan  los niños. También, a los más peques les hacen reír para que no tengan miedo, así los niños son más valientes y, mientras les miran qué les pasa ellos, se divierten porque los pediatras les hacen unas bromas muy divertidas.

A %d blogueros les gusta esto: