Archivo del Autor: taniacarreira

¡4G!

¡Oh, 4G de mi vida!

Me has alegrado el día,

una conversación importante tenía

y tú decidiste que no ibas.

Aquel soleado día,

por la ventana me tiraría,

cuando a mi casa venía,

un hombre que me atraía,

a verme, porque sabía

que el Internet no me iba.

Quijote vs. Unamuno

Quijote: Pero, bueno, Miguel, ¿me está tratando de tonto? ¡Cómo voy a confundir unos molinos con gigantes, por favor! Yo, un genio en las lecturas y en los libros de caballería, que vive en lugar de La Mancha, que como usted bien dice al principio de la historia, no quieres acordarse, que tampoco sé por qué, con lo precioso que es mi pueblo. ¡Bastante tenemos ya con eso, como para que me haga quedar mal diciendo que estoy loco!

Cervantes: Vamos a ver, Quijote, tranquilízate, hombre…

Quijote: ¿Que me tranquilice? Bueno, bueno…no sabe usted don Cervantes con quién está hablando; además le pido amablemente que me trate de “usted” como este pobre ciego está haciendo, porque para confundir gigantes con molinos…hay que estar verdaderamente ciego.

Cervantes: Don Quijote, le voy a hacer una aclaración sobre el libro, porque creo que no ha pillado el hilo. Supuestamente usted no está muy bien del juicio debido a la excesiva carga de libros de caballerías y otras fantasías que se metió por el coco. Es por ello que confunde molinos con gigantes, porque solo piensa en ser un caballero con su fiel escudero e ir por el mundo en busca de aventuras para conseguir a tu amada, con perdón, su amada. Si hubiera usted acabado de leerse el libro antes de enojarse conmigo, se habría percatado de que no digo que está usted tan loco como al principio de la novela aparenta.

Quijote: Bueno, señor Cervantes, si se pone usted así, habrá que darle la razón, que tampoco tengo ganas de discutir, pero le sugiero que podía aclarar usted al final del libro que yo no estoy loco, porque luego la gente se lleva una mala imagen de mí y yo soy un hombre muy lúcido y muy ilustrado, ¿sabe usted?

“No es necesario que un rey sepa todas las lenguas de su país”.

Algunos dicen que un rey para ser perfecto debería saber todas las lengua de su país y hablar en cada comunidad la lengua correspondiente. En cambio,yo considero que un rey para ser perfecto no le es necesario  saber las lenguas de su país, sino saber lenguas internacionales  como el francés o el inglés que son necesarias para negociar con otros países por el bien del nuestro. Además prácticamente todos los españoles saben hablar el castellano, sean catalanes, vascos, gallegos o de cualquier otra comunidad. Tampoco creo que haya un rey perfecto y mucho menos por saber todas las lenguas del país en el que reina.

En conclusión, creo que un rey no tiene porque saber las lenguas de su país para ser perfecto, no lo considero necesario.

 

A %d blogueros les gusta esto: