Archivo de la categoría: Hemeroteca 13-14

Descripción.

De pronto me desperté. Estaba tumbada en la húmeda arena y me llegaba el fresco aroma del mar. Este chocaba con las gruesas piedras que sobresalían en el mar. Ese día había llovido y se habían creado un muchos charcos que ocupaban la mitad de la gran playa.

A lo lejos se podían ver unas grandes y altas montañas y un pequeño pueblo costero. Lo que más me fascinó fue ver aquella playa tan desierta y silenciosa, solo dos personas paseaban tan temprano por la playa. El agua del mar era oscura y no se apreciaban los miles de peces que ahí vivían. Los árboles se movían por el viento.

El sol hoy estaba cansado y como de costumbre en Cantabria no apareció en todo el día. En el cielo se veían unas nubes blancas como la nieve.  La bandera que indicaba el oleaje del mar era roja y ondeaba con gran fuerza. Se respiraba un aire muy agradable y el paisaje era muy tranquilo.

Volví a cerrar los ojos y me desperté otra vez en mi casa. Me levanté del sofá y salí a la calle. Todo estaba como siempre, pero yo estaba segura de que había estado en esa playa alguna vez, por eso soñé con ella. Mi madre me llamó y volví a entrar en esa casa tan grande y bonita.

Aunque no podía dejar de pensar en que alguna vez conocería esa maravillosa playa.

EL BOSQUE.

Un día por la mañana estaba en la cama recién despertada por el ruido causado detrás de su casa. En camisón y bata levantó la persiana y  de repente un sol muy deslumbrante entró por la ventana. Seguía escuchando esos ruidos tan fuertes y tormentosos.

Venía de un bosque oscuro, con muchos arboles que había detrás de su casa, allí era donde todos los domingos se sacaba fotos.

El bosque estaba oscuro porque con los árboles se tapaba la luz.

Mi tía salió de la cama despeinada y asustada  y fue rumbo al bosque, bajó las escaleras tan grandes y estrechas a todo correr, fue hacía allí, pero primero pasó por su garaje tan grande y espacioso y cogió una linterna sin casi pila y una escopeta pero para el momento servía. Fue para allí. Eran unos gatos con una madre embarazada y estaban chillando y revoltosos, eran muy chiquitines con manchas negras y blancas y se los llevó para casa para cuidarlos.

SALVADOS AL HABERSE TRABADO EN UNA ROCA

Érase una vez un maravilloso día en un barco, ese típico día de verano. Unos amigos se pusieron los chalecos, unas chanclas y, por supuesto, una gorra debido a todo el calor que hacía.

Eran unas 8 personas en 3 barcas. El mar estaba un poco revoltoso y una de las barca se empezó a alejar, las otras dos la intentaban alcanzar para estar todos juntos y sin que pasara nada, pero era inevitable por que la barca que estaba más alejada iba dirección hacía una cascada.

Una barca que se quedó trabada y no podía salir. Los hombres intentaban con los remos sacarla, pero nada, llamando pero no había cobertura. A la asociación que te deja las barcas, remos y demás se le hacía raro que no hubieran llegado ya del trayecto.

Unas horas más tarde pasó un helicóptero y fue cuando los vio y los curaron por todos los golpes que habían recibido tras chocarse con las rocas. Les llevaron a la asociación. Se enteró todo el pueblo de lo ocurrido y les tranquilizaron por el mal rato que pasaron, y llegaron sanos y salvos. No llegó a  haber ninguna muerte gracias al helicóptero.

Grillín

Hola, me llamo Kerman y soy un niño alemán que actualmente vivo en España, solamente acompañado de mi madre. Cuando era un crío y no tenía que estar preocupado por los estudios, me dedicaba a buscar todo tipo de insectos (mariposas, gusanos, caracoles…) (siempre solo, porque mi madre trabajaba todo el día en la panadería). Era mi afición. Hubo un día que encontré un grillo y decidí cuidarlo hasta que muriese. Mi madre me dejó tenerlo en casa, siempre y cuando me hiciese cargo de él.

Pasó un año y poco, y mi grillo Grillín se puso malo. No tenía ganas de comer ni nada. Yo al verle me ponía muy triste. Dio la casualidad que a los dos días me pasó justamente lo mismo, me puse enfermo, sin ganas de alimentarme, fiebre, todo el día en la cama… Mi madre me llevó al médico donde me recetaron un medicamento. Una semana después vi que Grillín ya estaba recuperado, corriendo e investigando la jaula por todos los lados. Yo estaba igual, en buen estado, curado y con ganas de seguir yendo a jugar con mis amigos al parque y buscar insectos con ellos. Un día me pareció divertido e interesante meter en la jaula una piedra para que jugase con ella, estuve unos 30 minutos observando qué hacía con ella, y me pareció que no le gustó mucho, y de lo aburrido que estaba se durmió.

Bajé a jugar un poco con mis amigos, regresé a casa sobre las 8 y seguía durmiendo. Me resultó raro. Esa tarde estuve jugando yo con una cosa que se llama “comba” y tenía un sueño terrible. Me desperté sobre las 12, no muy normal en mí… Empecé a pensar que lo que le sucedía a mi grillo me pasaba a mí. Después de unos 3 meses nos pasó algo fuera de lo normal y le puse un poquito de leche para que la probase… y… Grillín murió.

Yo acabo de terminar de cenar, he probado por primera vez los espárragos y no me encuentro bien, igual me pasa lo que a él… Dejo esta carta por si sirve de algo, debajo de tu almohada mamá… buenas noches.

DESCRIPCIÓN

La playa de San Martín es una pequeña playa que pertenece a la villa de Santoña, Cantabria. Es una playa que pertenece a la costa de Cantabria (Mar Cantábrico) y es compartida con Laredo, un municipio que se encuentra  enfrente de Santoña.
En esta playa se encuentra un embarcadero, donde embarca una barca que realiza viajes de Santoña a Laredo y viceversa, y un barco llamado ‘El Mentiroso’ que es una barco de poco tamaño que realiza un viaje turístico por las costas de Santoña y Laredo.
También se encuentra una machina, la cual muchos de los jóvenes en verano utilizan para realizar saltos hacia el agua y en la que en una corta temporada de tiempo durante la primavera suele embarcar una draga. También se puede añadir que aquí un día durante las Fiestas de la Virgen del Puerto se realizan las cucañas, una actividad que consiste en embadurnar un palo para que resbale y los concursantes deben llegar al final sin caerse.
La playa de San Martín tiene una longitud de 1000 metros y unos 10 metros de anchura. También tiene la suerte de poseer un magnífico paseo marítimo desde el que se puede contemplar la playa y el municipio de enfrente.
La composición de la playa es de bolos roca y su arena es dorada, a la vez su oleaje es normalmente tranquilo.
La playa consta de cuatro rampas, suelen ser las formas más fáciles de acceder a la arena y por lo tanto al agua, aunque hay que tener en cuenta que cada cierta distancia hay también unas escaleras para el acceso. Unas de las rampas se encuentran a unos 300 metros a la derecha y es en las que se suelen colocar los niños con sus respectivos padres. En este mismo lugar, en el paseo marítimo se encuentra un bar ‘El Brisas’, donde pueden asistir los padres mientras los hijos se bañan. Las otras dos rampas se encuentran a otros 300 metros, pero a la izquierda, y aquí es más habitual que se coloquen los adolescentes. Este lugar se suele llamar ‘Los Pinos’ debido a que en un prado hay una grandísima cantidad de pinos, donde suelen colocar las toallas.

Un día en los toros

Un día los alumnos del colegio *Beatriz* de Valladolid decidieron ir a su plaza de toros y pasar un buen día, tanto profesores como alumnos. El día había comenzado bien, los niños habían decidido  llevar comida y comer allí. Todo había ido genial y los niños estaban encantados, hasta que salió el cuarto toro. Era el más grande y fuerte y consigió saltar la valla. La gente estaba aterrorizada y los niños solo corrían. Los guardias y los toreros fueron detrás, tardaron, pero consiguieron volver a meterle a la plaza de toros. La jornada terminó, y al final todo acabó bien, y con una anécdota más para contar. Cuando todo parecía haberse tranquilizado, los padres fueron a recoger a los niños, mientras llegaban de la plaza. Los niños contaron lo ocurrido y consternados se dirigieron hacia la profesora a pedir una explicación. Ella se quedó sin habla y sin saber qué decir, porque ella no había tenido la culpa. Ella misma decidió que al dia siguiente a la hora del recreo tenía que haber una reunión de padres. La profesora estaba asustada, por cómo se tomarían los padres lo sucedido. No parecían tan enfadados como en su primer encuentro y ahora sí, todo acabó bien.

Reclamación

El abajo firmante, Alexander Antón, con domicilio en Santoña, C/Duque , Nº19 ,1ºJ y DNI 72203900-F. Alumno de 2º ESO del grupo C.

Expone lo suiguiente:

1º- Que algún alumno le ha culpado de romper una lámpara del patio.

2º- Que la lámpara debe ser pagada.

3º-Que el alumno Andrés Fernández rompió la lámpara

4º- Que es Andrés Fernández quien debe pagar la lámpara.

Por todo ello, solicita que esta  persona sea quien pague la lámpara.

Fdo: Alexander Antón

Reclamación

El abajo firmante, Iraide Palomares Lavín, con domicilio en Santoña,calle Baldomero Villegas nº11,2º izquierda,y D.N.I 2345067-V,alumna de E.S.O, del grupo 2ºC.

1º-Que un porfesor, nada más llegar,dos días nos dijo: ”Haced estos problemas que son como un examen”. Y no avisó de que iba a poner una ficha de problemas, que contaba como un examen.

2ºQue nadie lo sabía hacer, y se lo dijo que lo poniese para el día siguente,así los alumnos podrían repasar, y no quiso cambiar el día.

Por todo ello, solitica, que se avise con antelatación de los exámenes para repasar y prepararlos.

Iraide Palomares.

Señor director del instituto ies Marismas.

RECLAMACIÓN

El abajo firmante, Javier Vierna Peña con domicilio en Bº. Eatián nº8 Ambrosero (Cantabria) y D.N.I. 72186245D, alumno de 2º ESO grupo C.

Expone el motivo de su reclamación.

1º. Dado que David Pelayo alumno de 2ºC ESO rompió un cristal sin ningún motivo, ya que lo hizo por actuar como no debía.

2ºDado que nos han castigado a todos porque el alumno David Pelayo no se declara culpable, estamos todos castigados.

Por todo ello, solicita que castique al alumno y levante el castigo a los demás compañeros.

Santoña, 9 de diciembre de 2013.

Javier Vierna Peña.

SEÑOR DIRECTOR DEL INSTITUTO MARISMAS.

RECLAMACIÓN

El abajo firmante, don Álvaro Vega Sáenz, con domicilio en Gama (Cantabria), barrio Lamadrid, nº 11 B DNI: 72005465C, alumno de E.S.O, del grupo 2ºC, perteneciente al Instituto Marismas de Santoña.

Expone lo siguiente:

1º Que don Juan Pérez, profesor de Ciencias Naturales ha fijado un examen para el día 13 de diciembre; que don Pedro Fernández de Educación Física también puesto un examen el día 13 de diciembre y que don Antonio Gutiérrez , profesor de Ciencias Sociales ha fijado para ese mismo día, 13 de diciembre un examen.

2º Que dado que son exámenes de evaluación, ya que son muy importantes para todos los alumos, y que ninguno de l0s profesores citados quiere retrasar la fecha de los exámenes.

Por estas razones, solicita que dichos profesores adelantan o atrasen al menos dos de los tres citados exámenes.

Santoña, 6 de diciembre de 2013.

SEÑOR DIRECTOR DEL INSTITUTO MARISMAS.

A %d blogueros les gusta esto: