Archivo del sitio

LA BOMBILLAMAN

Bombillaman era un superhéroe,       que tenía la cabeza llena de ideas

iluminada cada vez que       tú a Bombillaman le veas.

Cada vez que Bombillaman       su cabeza iluminaba

él tenía una gran idea;         pero él al despertar siempre la olvidaba.

A todas horas         cabeza flotante le llamaban.

Una noche oscura donde       nadie habitaba

le llamaron por teléfono,     una madre lloraba

donde decía que       a su niño por la casa no encontraba.

Bombillaman por todos     los lados él lo buscaba.

Después de unos minutos        Bombillaman oyó un grito

él no sabía de donde venía,        pero el grito siguió.

Él llegó al sitio de dónde      el grito provenía

se dio cuenta que el del         grito era el niño, que llorando seguía

luchó y luchó hasta que      él venció y se llevó al niño corriendo.

Llegó al pueblo y la gente       de allí le iba sonriendo.


La aventura de Fernando Gómez

Érase una vez Fernando Gómez      un héroe muy audaz

en cuanto se despertaba                    le gustaba desayunar

cuando iba por la calle                       a la gente solía ayudar.

Hacer eso es lo que el amaba            para así el mundo mejorar

 

Un día por la calle                              Fernando iba caminando

cuando de repente le alertó              oír una persona gritando

y sin perder nada de tiempo            hacia allí fue volando.

Cuando llegó a ese callejón             vio a un hombre amenazando

a otro muchacho con cuchillo        el otro hombre lo intentaba dialogando.

Pero al ver que no funcionaba       en la lucha se metió Fernando.

 

Cuando Fernando interrumpió    al hombre le quitó el arma

el ladrón se asustó tanto que        salió disparado como una bala

y el joven muchacho asustado   se lo agradeció con toda su alma.

 

 

 

El caballero de la brillante armadura

Por ahí viene el caballero de la brillante armadura,     tan brillante y dorada

y tenía en su bolsillo,     su brillante espada.

Un día paseando,     con su fiel caballo

se encontró por la calle,     a sus fieles vasallos.

¿Qué hacéis por aquí fieles vasallos?,  dijo el caballero

Nada, no se preocupe,    dijeron los vasallos con miedo

¿Qué es lo que ocurre?,     dijo el caballero con preocupación

El castillo está en llamas, dijeron los vasallos sin hacer una acción

El caballero fue al castillo,     y contempló el incendio

Llegó lo peor para él,    la princesa estaba dentro

El príncipe llegó,     y a la princesa salvó

Gracias, príncipe,    me has salvado

No hay de qué,     esa acción me ha marcado

El incendió paró,      el príncipe se puso alegre

pero esperaba una cosa,     que el rey no se entere.

El anciano

Era un anciano muy mayor que por la calle iba,

paseando  se tropezó pero nunca caía.

De repente toda la gente que estaba en la avenida

se quedó asombrada , porque el anciano volaba

y desde que él volaba no volvió a pasar nada

en la calle porque él siempre estaba

ayudando a la gente anciana

nunca podía descansar

porque siempre iban a su casa a ayuda solicitar

y es más él lo hacía a cambio de nada.

 

 

El partido

Se puso la ropa corriendo     un partido tenía hoy.

Le tiemblan las manos     los rivales fuertes son.

Desayuna un poco nervioso    el colacao se le cayó.

Se lava las manos      con agua y con jabón.

Se pone las zapatillas     con mucha emoción.

Se presenta en el partido     con ganas de jugar

pero aún así     nunca subestima al rival.

Todo el mundo aplaude      al ver al Colindres entrar.

En la puesta de escena      Marc triunfará.

Hoy todo el equipo      logrará ganar.

Una victoria más     el Colindres vencerá.

Ruge la grada        mucho más que en el Bernabéu

toda la gente grita       como si fuera un coliseo.

El Colindres acabará       ganando 25-0

¡Ay, que penita!        al menos ya saben quien es el primero…

 

Héroe a caballo

Sobre su caballo cabalgaba,  con una sonrisa en la cara,

iba en busca de alguna moza,  que con el algún día se casara;

al llegar a su destino   se oyen gritos:

¡¡¡Oh no!!! La han retenido…

El caballero entraba en el castillo donde la princesa fue secuestrada.

Con su gran valentía

fue a rescatar a la chica.

El caballero se sometía a varios peligros,

escalando montañas y atravesando ríos,

al final llega al sobrio sitio,

el secuestrador estaba distraído,

con un espada le mató y a la princesa rescató,

en recompensa el rey,

le ofreció la mano de su hija fiel.

 

 

 

 

El noble

El noble es muy buen señor

siempre ayuda a sus siervos.

Cada mañana se levanta para salir corriendo,

donde los granjeros se acercó.

-¿Puedo ayudaros?- el noble preguntó

-Por supuesto, mi señor- el granjero respondió.

Todo el día trabajando el noble se tiró,

al llegar a su castillo una buena ducha se dio

y para dormir se preparó.

Una viejilla con cara de pilla

Una viejilla        con cara de pilla

Tejía y tejía    era sastrecilla

Se la daba    tan, tan bien

Que hasta con hilos de oro    tejía para el rey

La viejilla      un día enfermó

Y un gran telar mágico       ella tejió

Las personas del pueblo     quisiéronle robar

Y de repente el telar     comenzó a hablar:

-No debéis robar si una guerra de cien años     no queréis pasar.

Las personas del pueblo    reconocieron su error

Y la viejecilla de una sociedad mezquina     al pueblo salvó.

ESTÁ GENIAL. PASA A GRABAR EL AUDIO EN SOUNDCLOUD Y ME LO ENVÍAS DE NUEVO. ÁNIMO.

Cantar de gesta

En Australia había una península

donde la vida era más que sencilla

aunque siempre había alguien que quería destruirla

sin embargo las personas siempre sobrevivían

gracias a nuestra heroína Carmencita

que les salvaba de los hechizos de la bruja artista

que además de artista era demasiado listilla

dominaba y practicaba todo tipo de hechicería

una día la bruja quiso vengarse de las periodistas

porque ellas nunca la habían sacado en revista

su plan era encerrarlas en las oficinas

y pedir un billete por cada jovencita

si no lo hacían acabaría con sus vidas

nuestra heroína Carmencita vino volando desde Hungría

donde había acudido a una romería

gracias su perfecta puntería

consiguió romper la ventana con tan solo una piedrecilla

con una escalera las oficinistas pudieron bajar de una pieza solitas

después se encargo de la brujilla

que nada más verla ya se rendía.

Caballero del Siglo XXI

Caballero del siglo XXI            sale armado de su casa
en una mano un maletín          en la otra una uva pasa
pues desayunar es importante,         recalcaba su amada esposa,
y este se la comió                    para no empeorar la cosa.
Era grande, fuerte y varonil,               con una voz grandiosa
pero, a ojos de su mujer,               una indefensa mariposa.
¡No temáis, hipotecados!               Vuestro héroe ha llegado,
solo quiero ayudar                 no soy un interesado.
Vengo a libraros de ese hereje,          ese ogro despiadado,
a ese que tanto odiáis,                  ese que os ha desahuciado,
ese que os prometió mil cosas            y después os ha baldado.
Con un solo click,                          y una firmita en el costado
la mano en el bolsillo               y a mirar para otro lado.

 

A %d blogueros les gusta esto: