Archivo del sitio

Mimo, Mima,Moma: Planchar


Primero se coge un montón de ropa que ha sido lavada y toca plancharla. Se abre la tabla de planchar y se pone a calentar la plancha. Se espera unos segundos y se comprueba si se ha calentado. Se coge la primera prenda, se plancha y se dobla correctamente, se dobla y se coge la siguiente prenda, y así sucesivamente. Mientras se hace esto, se va clasificando entre todas las personas que hay en la casa, después se lleva a las habitaciones y se deja allí la ropa del que corresponda. Se desenchufa la plancha y se recoge la tabla.

Mimo,Mima,Moma: Profesora

Los profesores trabajan en centros educativos y su trabajo consiste en preparar a los estudiantes para la etapa adulta, donde tendrán que saber hacer las cosas por sí mismos.
Los profesores estudian una carrera y luego se preparan para ser profesores. Hacen prácticas, que es una especie de simulacro para preparar las clases y saber llevarlas a cabo en el futuro.
La mayoría de la gente confunde al profesor, que es la persona que trabaja en los institutos, con los maestros, que son las personas que trabajan en los colegios.

MIMO 13/14.

Oficio:

Cazador.

Guión:

En este Proyecto Mimo voy a ser un cazador que sale con sus perros y se adentra en un bosque a la búsqueda de conejos, perdices o cualquier otro ave. Antes de salir de mi casa, me visto con la ropa necesaria: un pantalón bombacho, una camisa, un chaleco, todo ello en color verde camuflaje, un sombrero con dos plumas y unas botas marrones de suela gorda.
Además, cojo mi escopeta, los cartuchos los meto en los bolsillos del chaleco y una mochila que me cuelgo a la espalda. Saco a mis dos perros de la jaula y partimos hacia el bosque.
Conseguí cazar dos conejos y cinco pájaros, los perros se portaron muy bien y, como premio, les di unas galletitas que les encantaron.

Al volver a casa estaba cansado, muerto de sueño, pero tenía hambre. Me quité la ropa, la eché a la lavar y comencé a pelar a los animales. Me apetecía comer perdices. Las quité las plumas, las saqué las tripas y las lavé muy bien. Puse una cazuela con agua, aceite, cebolla y sal. Eché tres  perdices y cuando estaban cocidas, añadí pimienta.

Después digo adiós.

A %d blogueros les gusta esto: