Archivo del sitio

Copla a la muerte de mi abuelo

Él era una persona amigable

Saltaba por los robledales

Por siempre

Persona inimitable

Persona inimitable

Por siempre

Él dejó este gran mundo

En contra de su voluntad

Por siempre

Dejando un gran vacío

En nuestros corazones

Por siempre

Anuncios

Coplas a la muerte de mi perro

Yo solo recuerdo tus grandes aullidos

que a mí solía tranquilizarme escuchar.

¿Y dónde estás?

Aunque a veces parecíamos absurdos,

aunque a veces yo te quería echar,

¿Y dónde estás?

Tú eras el mejor amigo del hombre,

eras lo mejor que podía yo tener.

¿Por qué no estás?

Tú me querías aunque fuese yo un pobre.

Te tenía aunque no te podía mantener

¿Por qué no estás?

 

Coplas a la muerte de mi inspiración

¡Oh, inspiración! ¡Me has abandonado!

Te busco para hacer mi copla

y no estás.

¿Será que el viento te ha llevado?

Pues en qué mala hora

te vas.

Sueño con que vuelvas conmigo.

Sin ti, escribir, recitar, actuar

pierde sentido.

Así que ven, te necesito.

Y no te vuelvas a marchar

sin motivo.

 

A %d blogueros les gusta esto: