Archivo del sitio

El leopardo y la gacela

Bajo  un árbol un leopardo descansaba,

tenía hambre, pues sin comer mucho llevaba.

Mas vino una gacela a beber del rico agua:

“Déjame beber, y cómeme cuando te plazca”.

El leopardo aceptó y la gacela del agua bebió,

mas cuando el leopardo atacó,

gran patada se llevó.

La gacela rápidamente huyó

y sin morir se quedó.

Moraleja: No hagas caso a lo que dicen los desconocidos y actúa por tu instinto.

 

Fábula de la gata Luna

La que os voy a contar hoy es la historia de la gata Luna,

que ayudaba a su dueño,

que estaba más solo que la una,

ella le hacía compañía,

a cambio de comida,

y no se separó de él ni con el SIDA.

Años más tarde el dueño murió,

y al no tener comida,

la gata le devoró.

La moraleja de esto, queridos amigos:

cómprate un hámster

que no te comerá ni muerto ni vivo.

A %d blogueros les gusta esto: