Archivo del sitio

Los tres hombres pobres y el lobo rico

Había una vez tres hombres muy muy pobres, eran tan pobres que vivían en un bosque, un día decidieron ir a buscar un trabajo a la gran ciudad. Por suerte para ellos, consiguieron el trabajo de camareros y pudieron comprar  una casa. Cuando cruzaban la calle se encontraron con un lobo disfrazado de humano que por su pinta parecía muy rico.

-Me gusta vuestra casa, os la compro por mil euros- dijo el lobo-.

-Nuestra casa no está en venta, señor- dijo el hombre mayor-.

-Pues mañana volveré con una grúa y os destruiré la casa- sentenció el lobo-.

Los tres hombres pidieron horas extras para poder comprarse una grúa y hacer frente a la del lobo. Al día siguiente, llegó el lobo con su grúa.

-Así que habéis decidido frenarme con otra grúa,… Tanto esfuerzo para nada, al final os destriré la casa.

La grúa de los tres hombres empezaron a golpear a la del lobo. Pero el lobo con un mechero incendió la grúa de los hombres. La grúa explotó y dañó el trasero del lobo, que este se fue corriendo del dolor. Los tres hombres sabían que iba a volver y así fue, pero eso es otra historia.

Los tres desahucios…

Érase una vez una familia de tres hermanos, que descendían de una familia muy rica en la que nunca les faltó el dinero, ellos se llamaban Juan, Pedro y Mauricio.

Los tres hermanos un día decidieron comprarse una constructora de edificios para ser los dueños y poder construirse sus propios edificios, un maravilloso día soleado decidieron construirse su propio edificio privado para poder vivir los tres hermanos juntos en el mismo edificio.

Con los años construyeron muchos edificios y se hicieron muy ricos pero al cabo de los años la empresa dejó de dar dinero y ya no les quedaba dinero para pagar sus deudas, por lo que decidieron abandonar todas sus riquezas y contruirse casas apartadas de la sociedad, se pusieron manos a la obra y cada uno decidió construir su casa  con distintos materiales.

Juan era el hermano más ahorrador y decidió construirse una casa de stabilos para poder beneficiarse de ellos porque era escritor en su tiempo libre.

Pedro era el hermano más glotón y decidió hacerse una casa de donuts para beneficiarse de ellos de manera que no tendría que ir al supermercado en mucho tiempo, porque era muy vago.

Mauricio era el hermano más estirado y decidió hacerse una casa de cerámica irrompible del siglo III para beneficiarse de ella teniendo un museo dentro de su casa, porque le encantaban los museos de ese siglo.

Una vez que terminaron sus casas,  quedaron en casa del hermano  estirado y decidieron no contarle a nadie su nueva dirección, ellos pensaban que nadie les iba a descubrir pero en un momento inesperado cuando cada uno estaba en su casa apareció un banquero que les quería desahuciar.

Los tres famosillos

Había una vez “Los Tres Famosillos”, que eran los Jona´s Brothers, estaban limpiando su autocaravanas. Cuando a uno de ellos le llaman a su Quechuphone y eran los anti-disturbios que le decían que iban a arrollar su casa de PVC.  Lo más importante era que uno de ello tenía la casa hecha por un material inmortal.

Al día siguiente vinieron los anti-disturbios con sus excavadoras, furgones… y llamaron a la puerta de uno de ellos para arrollar una casa, los anti-disturbios consiguieron sacarle de su casa y al final destruyó la casa.

Luego también iban a arrollar la casa del segundo Jona´s Brothers, pero este guaperas sacó su K-47  y mató a todos pero los anti-disturbios no se rindieron, a medianoche aparecieron otra vez en el bosque pero esta vez tampoco lo consiguieron, el Jona´s Brother había tomado una bebida energética y consiguió mucha fuerza, esta vez  los anti-disturbios se “rindieron” ellos , los anti-disturbios. Pero los pesados de ellos vinieron otra vez, y esta vez el Jona´s Brother no se había preparado nada para matarles. Él  pensaba que no iban a volver, esta vez los anti-disturbios pudieron con su casa de ladrillos, pero los dos hermanos fueron a casa de su otro hermano que era de hierro, los anti-disturbios también iban a atacar.

Pero esta vez no podrían destruir la casa. Los Jona´s estaban preparados con sus rifles y escopetas, mataron a TODOS  los anti-disturbios. Los Jona´s Brothers vivieron felices en casa de su hermano, y estuvieron tan felices porque vivían con sus mujeres.

 

A %d blogueros les gusta esto: