Archivo del sitio

PINOCHO

Érase una vez un carpintero muy famoso que vivía en la más lujosa mansión del Dubai del siglo XXI llamado Mohamed Abdulmalak que quería tener un hijo y entonces creó uno de madera. Un día Mohamed oyó una voz que le decía “hola, papa”. El carpintero asustado se dio la vuelta y vio que era el muñeco que él había creado.

-Hola, Papá -dijo el muñeco.

-Hola, hijo- le contestó Mohamed.

-Ahora que eres mi sucesor, tendré que ponerte un nombre.

-¿Y cuál será ?

-Damicho Abdulmakal.

-Vale-  dijo Damicho entusiasmado.

Pasaron unas horas y se fueron a cenar y Mohamed le dijo:

-Mañana tendrás que ir al colegio hijo.

Y él le contestó:

– Vale pero no tengo libros.

-No importa ya los compraremos.

Acabaron de cenar y se fueron a dormir. Al día siguiente Damicho de camino a la escuela vio que había un espectáculo de marionetas y se puso muy contento porque eran como él entró y se puso a bailar junto con las otras marionetas la gente aplaudía porque era el único que se movía sin cuerdas. Salió del espectáculo y le ofrecieron ir con ellos pero les dijo que no.

Después de andar durante un rato se encontró con un gato mentiroso que le dijo:

-¿Sabes dónde está el árbol del dinero?

-No -Dijo Damicho.

-¿Quieres que te lleve?

-Sí.

El gato mentiroso y Damicho caminaron hasta llegar a un frondoso bosque, es ahí donde Damicho le dijo al gato:

-Yo aquí no veo ningún árbol que del dinero.

-Sí lo hay, espera un poco -Contestó el gato

Entonces el gato aprovechando un descuido de Damicho lo ató a un árbol y le obligó a darle todo su dinero.De repente apareció un hada verde que lo desató.

Al día siguiente de camino a la escuela se encontró con el titiritero del teatro al que fue y le obligó a quedarse con él, como Damicho no quería el titiritero lo encerró en una jaula. Pasaron dos horas y Mohamed preocupado salió en su busca pero no lo encontró finalmente decidió ir a buscar al mar por si acaso.

Pinocho estaba desesperado, no podía salir y pensaba que tendría que irse con aquel titiritero se puso a llorar cuando abrió los ojos vio al hada verde que lo volvió a salvar el contento le dijo:

-Muchas gracias otra vez.

-De nada pero, tienes que darte prisa porque tu padre Mohamed ha sido tragado por una ballena y tienes que salvarlo.

Damicho corrió hasta la playa y ya allí se zambuyó en el agua y fue a buscar a su padre de repente y sin darse cuenta estaba dentro de un lugar oscuro grande y frío podría ser…Damicho se quedó en silencio cuando de repente oyó unos llanto que provenían del interior de la ballena fue a mirar y …¡ERA SU PADRE! Ambos muy contentos  se dieron una abrazo y se movieron para poder ser expulsados de la ballena.

Lo habían conseguido habían salido, y contentos se fueron a casa.

Lo que ellos no sabrían es que Damicho se casaría con la princesa del país y pasaría a formar parte de la realeza y que Mohamed se convertiría en el dueño de la carpintería más famosa del mundo.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: