Archivo del sitio

Poema futurista a la lavadora

Máquina que centrifuga y lava a la vez

como puedes ser tan blanca a la vez.

Bonita eres, bonita serás,

cosa que el destino nunca nos separará.

Pequeña, tantos usos a tu lado

miedo me da perderte,

en este mundo tan asolado.

Si el destino siempre está contigo,

no quiero cambiarte por nada,

en este mundo finito.

 

 

Oda a mi lavadora

¿Por qué hacer una oda a mi lavadora?

Porque ella es encantadora,

me podría pasar cada hora

mirando a mi bonita lavadora,

ojalá siempre pueda ser su tutora.

Su precioso nombre es aurora,

gracias por limpiarme la ropa con arte

y siempre estar ahí sin estropearte.

Es el perfecto momento ahora,

para despedir a mi lavadora.

 

 

 

Oda a la calculadora

Gracias a ti metas he logrado,

matemáticas he aprobado,

y el examen dio buen resultado

en mucho me has ayudado,

pues lo tienes todo calculado.

El logaritmo fuiste capaz de resolver,

cualquier premio has de merecer,

tu siempre tienes el as de vencer.

Calculadora me das la vida,

jamás has de estar prohibida.

 

 

Oda al Wifi

Oh Wifi, ¿qué haría yo sin ti?

todavía recuerdo el primer día que te vi,

gracias a ti estoy conectado a todas horas,

buscando información, vídeos y otras cosas.

 

Tus preciosas ondas curvilíneas,

son para mí unas curvas perfectas,

y al sentirlas dulcemente en mi piel,

las confundo con la textura de la miel.

 

Oh mi querido Wifi,

por favor, jamás te separes de mí,

porque no sé que haría yo sin ti.

Oda al ordenador

Oh, mi querido ordenador,

gracias por tanto amor

y por hacerme el favor

de funcionar siempre sin error.

Investigando cualquier factor

siempre me das una solución,

llegamos juntos a una conclusión

y mantenemos una conexión.

Conmigo no sufrirás una destrucción

y siempre estarás en mi corazón.

El móvil

¡Oh móvil! Yo contigo a cualquier parte voy.

Oh móvil puedo llamar en cualquier lugar,

y cualquier hora móvil .

Con tus divertidas aplicaciones,

yo me bajo juegos y canciones móvil.

 Tú eres un gran invento,

que todo el mundo quiere tener,

porque puedes hablar con alguien,

en donde quiera que este móvil.

¡Oh móvil! Gracias por existir,

porque sin ti yo no podría vivir.

 

 

 

Doscientos gramos

Calma, música de fondo, disfruto,

Doscientos gramos, y todo el mundo en mis manos.

Novelas, poemas, ensayos, diccionarios…

Doscientos gramos, y toda la cultura en mis manos.

En casa, en el autobús, en la cama.

Doscientos gramos, ese es el peso en mis manos.

Toco la pantalla, otro libro comprado.

Doscientos gramos, mil libros en mis manos.

El bosque no sufre.

Doscientos gramos, un e-book en mis manos.

Oda a la lavadora

¡Oh, lavadora!

Magnífica máquina mía.

Eres tan innovadora:

Sin ti no sé qué haría.

Paso mirándote hora tras hora.

Contigo centrifugando viviría.

Puedes lavar de forma innotizadora.

Sin ti, mi ropa, sucia luciría

Oh, mi querida lavadora.

Gracias por estar en mi vida.

Teléfono móvil

Oh, querido teléfono móvil,

que tanto tú me has dado,

yo música y aplicaciones he descargado,

a través de tu preciada cámara,

muchas fotografías yo he realizado,

A dónde quiera que yo vaya,

tú siempre me acompañas,

y por muy lejos que alguien esté,

siempre me permites hablar con él,

Oh, bueno, mientras te mantengas cargado.

 

 

 

 

MI MANDO A DISTANCIA

¡Oh! Mi querido mando a distancia,

tú que haces que pueda encender la tele,

que gracias a ti, no tenga que levantarme,

que haces que pueda estar sentado todo el día.

Mando a distancia, gracias a ti veo la tele,

puedo ver las noticias y mis series favoritas.

Y tú que cambias de canal cuando algo no me gusta,

que haces que pueda subir el volumen si no escucho.

Por ti, peleo con mi hermana por poseerte,

y por esos momentos vale la pena tenerte.

A %d blogueros les gusta esto: